jueves 30 de mayo de 2024
12.8 C
Mar del Plata
ECONOMÍA

Algunos precios bajan, pero el «tarifazo» condiciona a comerciantes: anticipan cierres en los próximos meses

Mercados y almacenes advierten una disminución en los importes de algunos productos en mayoristas, pero a la vez aguardan una importante suba en los costos fijos. "Entre mayo y junio vamos a tener un montón comercios que van a bajar la persiana", dicen desde Apyme.

|

Supermercado chino.

Si bien la crisis económica persiste, hace tres meses se sostiene la disminución de la inflación y en el gobierno nacional hablan de que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de abril será de un dígito. En Mar del Plata, los mercados y comercios de cercanía notan la baja de los precios mayoristas de algunos productos de la canasta básica familiar. La pregunta es: ¿eso se traslada en el precio de las góndolas? ¿Es rentable mantener el negocio, con la expectativa de importantes subas en las facturas de los servicios?

Paula Urcioli, integrante de la Cámara de Autoservicios y Supermercados de Residentes Chinos en la Argentina, habló con Mi8 y admitió que hay una fuerte retracción del consumo respecto a los mismos períodos del año pasado y que algunos productos mayoristas bajaron sus precios en los últimos días, pero que «es prematuro decir que eso impacta en la góndola».

La disminución de los precios se registran en productos como azúcar, aceite y algunos panificados, «posiblemente porque hay un fuerte stock en los mayoristas». «No podemos decir que esto se convierta en una deflación por ahora. Es prematuro para establecer que los precios en los supermercados van a bajar, pero sí hay una tendencia, salvo en lácteos y otros productos», explicó Urcioli.

Balance del fin de semana: el municipio atendió complicaciones por el temporal y diversas infracciones - Entre el jueves y el lunes inclusive, el Cuerpo de Patrulla Municipal (CPM), Tránsito, Prefectura,… Ver nota >
Escuela municipal Aunque creció la cantidad de chicos de 15 que van a la escuela, sólo el 22% termina en tiempo y forma - Del Índice de Resultados Escolares, que realiza el Observatorio de Argentinos por la Educación, se… Ver nota >
Paula Urcioli.
Paula Urcioli.

Un factor que tienen en cuenta para saber si esa caída de los valores pueda llegar al consumidor final son las tarifas de los próximos meses. «Cuando digo que los precios bajan, no es que mis clientes los bajaron. Ellos están cautelosos a la hora de trasladar a precio, porque va a depender de otros factores como el transporte y los costos de los servicios», declaró.

En cambio, desde la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) manifiestan que el comportamiento de los precios de los mercados y despensas es bastante «disímil». «Tengamos en cuenta que, fundamentalmente desde el mes de diciembre, se produjo una escalada totalmente escandalosa de los precios, en forma independiente de la estructura de costos de las empresas. En estos últimos 20 días, la variación de los precios está íntimamente relacionada con el desplome de las ventas«, clarificó su presidente, Gustavo Casciotti.

Por lo tanto, hay marcas que aumentan hasta un 10% por mes (galletitas y snacks, por ejemplo), otras que sostienen sus valores y otras que los bajan, como los fideos (30%) y los edulcorantes (20%). «Hay un mix de situaciones en los mayoristas y en las distribuidoras oficiales en cuanto a los precios», dijo.

Supermercado mayorista.

«Ahora bien, acá se plantea un problema para el comerciante, que está relacionado con el stock, porque ya tiene comprada mercadería a un precio mayor. Y de pronto, de buenas a primeras, te bajan el 20%. Entonces, cuando el comerciante tiene que reponer, en general trata de establecer una mixtura, teniendo en cuenta que tiene parte del stock comprado más caro. Entonces, esa normalización del precio seguramente se irá dando a lo largo de las semanas hasta que logre dar vuelta todo el stock», sostuvo.

Igualmente, agregó que quedan condicionados por los precios del mercado, ya que si los suben en su local, perderán clientes que noten que hay una diferencia respecto a otros. «En general, lo que yo veo es que el grueso de los comerciantes procura trasladar ese mejor precio. Porque en un marco de desplome de las ventas, lo que necesitan es asegurar la comercialización y entusiasmar o conquistar al cliente, mediante promociones, buena atención, horario extendido, pero fundamentalmente con el precio», manifestó Casciotti.

Por lo tanto, aún con una baja en el precio de lista, no poder abaratar los productos por el incremento de los costos fijos, según Casciotti, es una explicación «que no corresponde». «A lo sumo, lo que refleja es la cruda realidad que estamos viviendo. Los comercios tienen caídas estrepitosas de la venta en unidades físicas y en paralelo aumentos de los costos. Entonces, la ecuación económica es letal«, expresó.

El aumento de los servicios, determinante

En cuanto a las tarifas, si bien ya se nota la elevación de los montos a pagar, expuso dos cuestiones a tener en cuenta para tener una dimensión de los «tarifazos»: si aumenta el costo de generación de la energía y si hay una modificación en el tipo de cambio.

«No nos olvidemos que las facturas se pagan en pesos, pero en definitiva están dolarizadas. Entonces hay expectativas que de acá a fin de año haya aumentos considerables en el valor de las tarifas. Y rubros como almacenes, autoservicios, fiamberías, roticerías, tienen un alto consumo de energía eléctrica», agregó.

Por lo tanto, la evolución de los costos y de las ventas son una incertidumbre, ya que «el tobogán de las ventas todavía no encontró un piso«. «Entonces hay una fórmula explosiva. Se caen las ventas y en paralelo aumentan los costos. ¿Qué significa esto? Que entre mayo y junio vamos a tener un montón comercios que van a bajar la persiana. Junto con eso, los laburantes que van a perder su empleo«, pronosticó.

Gustavo Casciotti, titular de Apyme, Delegación Mar del Plata.

A eso le agregó el «deterioro de la capacidad de compra de los clientes», quienes permanentemente están en la búsqueda de los mejores precios. Entonces, «no validarán un importe que está por encima del promedio de otros comercios».

Si bien esos cierres de comercios no se registraron en gran medida en la ciudad, Casciotti indicó que algunos emprendimientos se mudaron a zonas menos comerciales por el alto costo de los alquileres. También comentó que dueños de los mercados no reponen a empleados que se van o se jubilan, o que se vieron obligados a achicar su personal. «En este momento podemos decir que es por goteo«, añadió.

almacén
Almacén.

«La expectativa que tenemos desde Apyme es que frente a un panorama de desplome de las ventas, que a nuestro entender se va a profundizar en los próximos meses, y un aumento creciente de los costos, esta situación se va a acelerar en los próximos 60 días. Tanto por el lado del comercio como por el lado de la industria. No vemos indicios de recuperación«, aseguró.

Por último, sostuvo que todavía «no se llegó al fondo» y que cuando se genere la recuperación, «no todos van a poder emerger».

En consecuencia, esta disminución de los precios de ciertos productos de la canasta básica no puede ser considerada una «deflación», ya que debe ser generalizada y sostenida. Pero, ya sea por falta de ventas o excedente de stock, es una cuestión que empieza a notarse en el sector comercial de Mar del Plata y que podría ser determinante para el futuro de supermercados y almacenes.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes