miércoles 29 de mayo de 2024
9.6 C
Mar del Plata
CRÓNICA

Imponente movilización en Mar del Plata en defensa de la educación pública

La marcha inició a las 16 en la Universidad Nacional y llegó hasta el monumento a San Martín, con miles de marplatenses que hicieron oír su voz contras las "medidas de ajuste" del gobierno de Javier Milei contra las instituciones públicas.

|

La manifestación ocupó la Avenida Luro y la Avenida Independencia.

Las calles de Mar del Plata se volvieron a poblar, esta vez con motivo de la Marcha Federal Universitaria que se llevó a cabo hoy en todo el país. La consigna fue clara: manifestarse en contra de los recortes presupuestarios del gobierno de Javier Milei y el desfinanciamiento a las universidades públicas de toda la Argentina.

Si bien ayer el Ministerio de Capital Humano difundió cada uno de los depósitos para todas las universidades nacionales con un aumento del 70%, donde la Unmdp recibió cerca de $220 millones, el descontento de la comunidad universitaria y de la sociedad en general es grande con las políticas educativas del gobierno actual. Y hoy se notó en las calles de Mar del Plata.

Porque no solo elevaron su reclamo estudiantes, docentes, directivos y trabajadores de los establecimientos públicos de la ciudad, sino que también marcharon los marplatenses que no tienen vínculo con estas entidades. También había muchos graduados de la Unmdp, directivos y profesores de escuelas privadas, y alumnos de colegios arancelados con el uniforme puesto. Gran parte de la sociedad marplatense se vio representada en una marcha histórica.

Balance del fin de semana: el municipio atendió complicaciones por el temporal y diversas infracciones - Entre el jueves y el lunes inclusive, el Cuerpo de Patrulla Municipal (CPM), Tránsito, Prefectura,… Ver nota >
Ciclista murió arrollado en la ruta 2 - Un trágico episodio ocurrió este martes por la noche en la ruta 2, en la… Ver nota >

Porque muchos estudiaron en la universidad pública. Porque muchos estudian en la universidad pública. Porque muchos quieren estudiar en la universidad pública.

Lo mismo para los que enseñan, trabajan y mantienen una estructura enorme como la Unmdp y otros establecimientos públicos.

La movilización comenzó a eso de las 16 en el Complejo Universitario «Manuel Belgrano», en Deán Funes y General Roca. Los colectivos que iban hacia la universidad estaban abarrotados y un gran número de personas se dirigieron a pie hasta Funes.

Las columnas se dirigieron hacia la Avenida Independencia y fueron lentamente hasta Avenida Luro. Luego doblaron hasta el monumento a San Martín, donde ya aguardaba un grupo numeroso de manifestantes.

Un gran grupo de personas esperó a la marcha en el monumento a San Martín.

La movilización, además de ser masiva, fue muy colorida. A pesar de la preocupación imperante por el futuro de las universidad, la mayoría de los marchantes iban con una sonrisa en la cara, charlaban, algunos con el mate y el termo en la mano.

El tramo en el que se concentraban los diferentes centros de estudiantes de las facultades que componen la Unmdp eran los más ruidosos. También contaban con un gran apoyo las columnas de la Agremiación Docente Universitaria Marplatense (Adum), con su secretario general Pedro Sanllorenti a la cabeza; la Asociación del Personal de la Unmdp (APU) y la Federación Universitaria Marplatense (FUM).

Organizaciones sociales, sindicatos y agrupaciones de jubilados se acoplaron a la marcha. Esperaron sobre Independencia, en las intersecciones con Colón y Luro.

Con bombos y trompetas, carteles con frases acordes a la ocasión (que se ven cada vez más en todas las marchas, donde cada uno se supera para encontrar formas ingeniosas de expresar el sentimiento que los atraviesa) y libros. Sí, muchos libros.

No debería sorprender al ser una marcha en defensa de la educación. Pero a medida que avanzaba la marcha, se veía a diferentes personas, de todas las edades, poner ejemplares en alto que les hayan marcado en su educación. Incluso había un joven que llevaba la Constitución Nacional consigo. «Milei, dale un repaso», escribió en un cartel.

También hubo lugar para expresiones artísticas: bailes, murgas, una niña elevada por los aires con un libro en la mano en medio de una exposición de circo, una actuación por parte de estudiantes de la Escuela Municipal de Arte Dramático y un grupo de percusionistas hicieron lo suyo en las calles del centro.

Voces de la marcha

«Ni la dictadura hizo el recorte que está haciendo Milei con la universidad pública», expresó Graciela, de 68 años, arquitecta graduada en la Unmdp y nacida en Tandil. Cursó sus estudios en medio de la última dictadura cívico militar.

«Marcho por la defensa de la universidad pública y la educación pública en general, en todos sus niveles. Porque es una herramienta que tenemos como sociedad que nos permite el ascenso, la formación y la capacitación», agregó.

Graciela se sintió reconfortada por la gran cantidad de personas que se acercaron a la movilización. «La verdad que el motivo no es muy feliz, pero es una caricia para el alma que haya tal cantidad de gente, de todos los niveles, estudiantes, no estudiantes, padres, familiares. Esto es increíble», declaró a Mi8, con un cartel con la frase «Yo me formé en la Unmdp» sobre el pecho.

Graciela, arquitecta graduada en la Unmdp.

Julieta tiene 25 años y marchó junto a sus compañeros de la facultad. Está en proceso de terminar su tesis en Ciencias Políticas. A pesar de la masividad de la concentración en todo el país, ella no está muy confiada en que el gobierno actual cambie su postura respecto al sistema de educación estatal.

«La verdad, no creo que esto ayude mucho. Pero bueno, es una forma de demostrar que hay mucha gente que está en desacuerdo con esta política. Creo que ellos están bastante pegados a su idea de terminar con el déficit. Y parece que la universidad y la educación son porciones a recortar», expresó.

Por otra parte, explicó que el motivo de la marcha fue que «el presupuesto que se le dio este año a la universidad es exactamente el mismo que el año pasado». «Con la inflación, en términos reales, es muchísimo menos. Por lo tanto, alcanzaría apenas para pagar los salarios de los docentes, que ya de por sí son muy bajos», agregó.

Julieta fue aún más allá de su presente como estudiante y dijo que le preocupa más el ámbito profesional. «Uno de mis objetivos era dedicarme a la investigación o a la docencia. Y teniendo en cuenta que se recortó muchísimo el cupo de Conicet y que el sueldo de, por ejemplo, un Jefe de Trabajos Prácticos, es de $200.000, está medio complicado. Antes no pensaba en irme del país, pero a partir de este año sí», sostuvo.

Julieta junto a un compañero de marcha.

«El 23 de abril va a ser recordado como el inicio de la derrota del ajuste del Gobierno Nacional»

Esa frase fue pronunciada por la secretaria general de la APU, Victoria Schadwill, en el monumento a San Martín, en el cierre de la marcha y frente a las miles de personas que se congregaron en el lugar.

«Compañeras y compañeros, creo que armamos un lindo quilombo. ¡Vamos! ¡Argentina! ¡Argentina! ¡Argentina!», pronunció junto a la multitud.

«Creo que cualquier discurso queda muy corto en comparación a la movilización de miles y miles de trabajadores y trabajadoras, de vecinos y vecinas, cuando veníamos convocando a este paro total de actividades. Porque no solamente la Universidad Nacional de Mar del Plata, sino las 71 universidades nacionales, estamos de paro los docentes y los no docentes«, declaró.

Schadwill aseguró que sabían que la marcha iba a ser multitudinaria. «Porque tenemos que responder a ese gran ‘ajustazo’ que no solamente ajusta a las universidades nacionales, a la educación y a la salud, sino al pueblo y a toda la clase trabajadora», expresó.

«Otra de las consignas que pudimos lograr es si el pueblo tomaba en cuenta y se arraigaba a esta gran lucha que es la universidad. Creo que el objetivo está cumplido. A medida que íbamos avanzando en la marcha, era muy hermoso y muy gratificante que en todas las esquinas había vecinos y vecinas, gente común, que no es de la comunidad universitaria, que no milita en ningún partido, se acercaba y se sumaba. Creo que la movilización duró más de lo previsto, porque la cantidad de vecinos y vecinas que se sumaban era inmensa«, relató.

«Esto no es un logro de un sindicato, no es un logro de la comunidad universitaria, es un logro de toda la clase obrera y de toda la sociedad, así que tenemos que estar orgullosos y orgullosas», finalizó Schadwill.

Un rato después, las numerosas columnas de manifestantes se descomprimieron y el acto finalizó. Todos volvieron a sus casas, tal vez sin ser conscientes del todo de que formaron parte de un acontecimiento histórico para la vida universitaria de Argentina. No solo por la masividad, sino por la contundencia del mensaje: «La educación pública se defiende».

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes