miércoles 17 de abril de 2024
15 C
Mar del Plata
ALEGATOS

Crimen del bebé de 18 meses: «Quiso prolongar la agonía de la víctima»

La fiscal María Florencia Salas aseguró que el acusado de matar a Aaron Bustos Sosa actuó con ensañamiento.

|

La fiscal María Florencia salas y el abogado Osvaldo Verdi coincidieron en pedir la máxima pena para el imputado.

Durante su alegato, la fiscal María Florencia Salas hizo hincapié en el sufrimiento «innecesario y excesivo» que tuvo que padecer Aaron Bustos Sosa antes de morir. «No puedo dejar de pensar que hubo un deleite en infringir sufrimiento«, expresó la representante del Ministerio Público Fiscal.

Como lo había anticipado en el comienzo del juicio, Salas aseguró ante el Tribunal Oral en lo Criminal Nº2, que durante el debate se pudo comprobar que Alan Leonel Lapalma actuó con ensañamiento a la hora de matar a golpes al hijo de su pareja.

El crimen de Aaron Bustos Sosa ocurrió el 18 de septiembre de 2021 en una vivienda de Canadá al 200. Para la fiscal, el imputado se aprovechó del estado de indefensión de la víctima y lo «golpeó brutalmente contra la pared y con sus puños«.

Balance del fin de semana: el municipio atendió complicaciones por el temporal y diversas infracciones - Entre el jueves y el lunes inclusive, el Cuerpo de Patrulla Municipal (CPM), Tránsito, Prefectura,… Ver nota >
El rector de la Unmdp dijo que están en un “cuello de botella“ y anticipó una gran movilización el 23 de abril - En el marco de un escenario “crítico y peligroso“ por el que está pasando la… Ver nota >

Salas explicó a los jueces a Alexis Simaz, Roberto Falcone y Néstor Conti que Lapalma «quiso prolongar la agonía de la víctima. Con un sólo golpe lo podría haber matado, pero decidió golpearlo una y otra vez».

Para la fiscal el comportamiento del imputado quedó reflejado en el testimonio que brindó el médico legista, Adolfo Peñeñori, quien aseguró que la víctima tenía múltiples golpes en la cabeza y el abdomen. Además recalcó que sufrió un castigo prolongado en el tiempo.

Lapalma no sólo debe responder por el homicidio agravado por alevosía y ensañamiento de Aaron Bustos Sosa., también es juzgado por la golpiza que le dio a María Belén Sosa, la misma noche del crimen.

La fiscal destacó que Sosa vivía en un contexto de violencia permanente y bajo amenaza constante. Así se explica que la mujer tardara dos horas para llevar a su hijo al hospital luego de la golpiza. «Tuvo que esperar que el agresor se durmiera porque tenía miedo de lo que pudiera hacerle si se iba», explicó Salas.

Por ambos delitos, Salas solicitó que Lapalma sea condenado con el máximo de la pena que prevé el código penal: prisión perpetua.

Lapalma declaró ante el Tribunal y negó los hechos que se le imputan.

«Lo aisló de las personas que lo podían defender»

El abogado Osvaldo Verdi, representante de la mamá de la víctima, coincidió en el pedido de pena, con la fiscal Salas. En su alegato, el particular damnificado hizo referencia a cómo el imputado se aprovechó de la indefensión de ambas víctimas –madre e hijo-, para luego poder cometer los delitos.

Verdi argumentó que el escenario de indefensión se comenzó a tejer cuando, Laplama comenzó a influir en la vida de Sosa y provocó que se aislara de su familia. «Los primos de María Belén Sosa atestiguaron que desde que estaba con Lapalma ya no tenían relación», explicó el abogado.

Ese comportamiento provocó que Aaron perdiera contacto con sus familiares: abuelos, tíos e incluso su propia madre. «Lapalma lo aisló de las personas que lo podían defender», aseguró Verdi.

El abogado explicó al tribunal que ese mismo modus operandi se reprodujo en el momento del asesinato. Lapalma esperó que la mamá de Aaron estuviese en otro cuarto para golpearlo y provocarle la muerte.

La audiencia de hoy culminará con el alegato de la defensora oficial Gabriela Zapata. Luego el tribunal se tomará al menos cinco días para determinar el fallo.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes