miércoles 17 de abril de 2024
16.7 C
Mar del Plata
CRISIS ALIMENTARIA

«No tenemos nada»: la respuesta que reciben las organizaciones ante el reclamo de alimentos en Mar del Plata

El movimiento Libres del Sur mantuvo dos reuniones con la Secretaría de Desarrollo Social por la escasez de alimentos que se registra en distintos comedores y por la falta de respuestas ante el pedido de aumento de la Tarjeta de Alimentos Municipal, que se mantiene en $876 desde 2018. Sin embargo, les respondieron que no tienen con qué ayudarlos.

|

Voluntarios de Libres del Sur asisten a un comedor.

Tras la movilización nacional realizada el viernes pasado, el movimiento Libres del Sur (LDS) Territorial Mar del Plata – Batán se reunió ayer y hoy con autoridades de la Secretaría de Desarrollo Social para exigir mayor asistencia a los comedores y el aumento urgente de la Tarjeta de Alimentos Municipal, que desde 2018 mantiene el monto de $876. «Les planteamos nuestra preocupación por la falta de respuestas del gobierno municipal ante la grave situación alimentaria que atraviesan miles vecinos de nuestra ciudad», expresaron desde LDS.

«No tenemos nada», respondieron los funcionarios a los representantes de Libres del Sur. «Acusaron no contar siquiera con alimentos no perecederos (arroz, fideos, harina), como tampoco con frescos de verduras o carnes para las propias instituciones municipales», manifestó LDS en un comunicado que se difundió hoy.

Por otra parte, los referentes de la agrupación solicitaron una actualización urgente de la Tarjeta de Alimentos Municipal, que nunca tuvo un aumento durante la gestión del intendente Guillermo Montenegro y se mantiene en $876 desde 2018. «No depende de nosotros, sino de la intendencia y Hacienda», respondieron desde Desarrollo Social.

Lorena Quiroga, una de las referentes de Libres del Sur en General Pueyrredon, dialogó con Mi8 y amplió el panorama de la crisis alimentaria que se vive en la ciudad.

«Venimos teniendo la intención constante de establecer algún tipo de diálogo con diferentes funcionarios de la cartera de Desarrollo Social de nuestra ciudad. En el día de ayer y hoy pudimos establecer este diálogo y lamentablemente la respuesta que han tenido es la misma que han venido diciendo este último tiempo, y alineándose un poco a lo nacional con esto de que no tienen nada y que no hay plata«, declaró.

Libres del Sur comedor
Voluntarios de Libres del Sur sirven platos en un comedor.

Actualmente, LDS tiene 56 comedores en funcionamiento y ayuda a numerosas familias de distintos barrios de la ciudad. «Es imposible tener el conteo exacto, porque la realidad es que día a día se siguen sumando un montón de familias, que recorren barrios enteros para poder llegar a algún comedor. La situación que estamos viviendo es realmente complicada y desesperante, sobre todo para aquellas compañeras que están al frente de los comederos», añadió.

Según Quiroga, muchos de estos establecimientos funcionan «a duras penas» y se vieron obligados a hacerlo de manera discontinua. Algunos abren una vez por semana y otros cada 15 días por la «falta de alimento que están teniendo». «Se siguen llevando adelante gracias al sacrificio que hacen las compañeras que están al frente de los mismos y que van poniendo un poco cada una para poder llevarle un plato de comida a la casa de cada una de las familias que se acercan», expresó.

La Tarjeta de Alimentos del Municipio continúa en $876 por mes

Respecto a la Tarjeta de Alimentos, Quiroga manifestó que en diferentes oportunidades, cuando notaron que la inflación «iba volteando el bolsillo de todos los marplatenses y batanenses», exigieron que se tomaran medidas para incrementar el monto de esa ayuda que brinda el municipio.

«No hemos tenido ningún tipo de respuesta hasta el momento. Hace un par de años atrás nos habían dicho que la iban a aumentar a favor de la inflación, pero eso después no se hizo efectivo. Lo que sucedió es que han negado que esa promesa estuvo y después dijeron que no daba el presupuesto para poder aumentarlo y que lo estaban evaluando», explicó Quiroga.

En cuanto al número de personas que reciben esta mínima ayuda, Quiroga dijo que no se sabe con exactitud, pero que muchas familias perdieron este beneficio durante la pandemia debido a que no actualizaron su situación al municipio.

Manifestante en la última movilización organizada por Libres del Sur y diferentes organizaciones sociales.

La referente de LDS lo atribuye a que la municipalidad no informó de manera adecuada los lugares en los que se realiza este trámite. «En su momento tenían que dirigirse a la trabajadora social más cercana de sus hogares, más que nada en los CAPS. Después había un lugar en el Polideportivo donde se podía efectuar la actualización de la tarjeta. Y luego lo pusieron en Calidad de Vida. Hay mucha gente que no se enteró de esto porque tampoco es que lo informaron por ningún lado. Obviamente, mucha gente que no pudo actualizarlo lo perdió«, refirió.

El cambio de sede donde realizar el trámite de actualización, donde las trabajadoras sociales revisan los requisitos para que las familias continúen dentro del plan, se volvió una de las razones por la que muchas personas renunciaron a la Tarjeta de Alimentos. «Algunos, cuando se enteraron adónde tenían que dirigirse, notaron que el viaje implicaba un gasto mayor que lo que reciben con la tarjeta ($876)», graficó Quiroga.

«Este es un dato de la insensibilidad que se tiene por parte del gobierno local ante las diferentes crisis y cómo, de cierta manera, da la espalda a los ciudadanos en sus peores momentos. La realidad es que hoy en día es muy poca la gente que está con la tarjeta y sabemos que hay muchísima más que la estaría necesitando ante la situación que estamos viviendo «, agregó.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes