viernes 24 de mayo de 2024
9.8 C
Mar del Plata
CRISIS

Evangelistas llaman a reflexionar a los gobernantes: “No se puede negociar con el alimento”

"Estamos en un proceso complicado, muy difícil, donde estés escuchas lo mismo: en el supermercado, en la estación de servicio, en la iglesia, todos dicen que no alcanza para nada y es un poco así", analizaron en diálogo con Mi8.

|

Desde distintos sectores, desde hace meses, se insiste en que la situación social en Mar del Plata y Batán es muy compleja y que lo esencial “no está garantizado”. Sin ir más lejos, a mitad de esta semana, una gran movilización de organizaciones sociales atravesó el centro en reclamo de comida para los comedores y merenderos

Sin embargo, pese al gran desarrollo territorial que tienen y la cantidad de personas que congregan, no se han escuchado muchas reflexiones de referentes evangelistas de la ciudad. Por eso, Mi8 entró en contacto con Elías Moisés Guillen, que estuvo a cargo de una Iglesia en el Puerto y que ahora migró a Batán, donde forma parte de la propuesta religiosa del Pastor Héctor Orellana.

Al consultarle sobre cómo ve el contexto, Elías respondió sin rodeos: “Estamos en un proceso complicado, muy difícil, donde estés escuchas lo mismo: en el supermercado, en la estación de servicio, en la iglesia, todos dicen que no alcanza para nada y es un poco así”, deslizó el practicante evangélico, que no demoró en nombrar a Dios y “su compromiso para sacarnos adelante”.

“Nosotros tratamos de contener esas emociones a través de la palabra de Dios. Porque, a pesar de todo, Dios sigue siendo Dios y nuestra fe es la que nos va a sacar adelante como sociedad y como familia”, argumentó, sin eludir las responsabilidades de los hombres que gobiernan la ciudad y el país.

Hay algo con lo que uno no puede negociar y es el alimento. El alimento es básico, es fundamental para todos, pero sobre todo para los chicos. Es una cuestión sobre la que los gobernantes tienen que reflexionar y poner atención. es real que hay gente que se favorece a sí misma, pero hay muchos otros comedores que funcionan de manera extraordinaria y hacen un esfuerzo enorme para garantizar un plato de comida”, dijo Elías, que reconoció que por este y otros temas mantiene diálogo con parte del Gobierno municipal «para ver de qué manera salir adelante”

“Nosotros trabajamos y colaboramos con algunos comedores y vemos que todo lo hacen a pulmón. Y cada vez se hace más cuesta arriba. Obvio que es importante que se regule, pero no se puede negociar con el alimento”, deslizó, aunque también excusó al Municipio: “A ellos también se le acortan los recursos”.

A contramano de los pronósticos del presidente Javier Milei, para Elías -hasta el momento- “está difícil encontrar luz al final del túnel”. “Las autoridades deben reflexionar. Se precisa un Estado presente en las necesidades básicas de la gente. Las cosas que se hicieron bien, se tienen que sostener. Y al resto sí, hay que cambiarlo. Pero lo esencial es que un niño pueda ir al colegio y alimentarse. Sin esas dos cosas, estamos muy mal”, advirtió el religioso.

Así todo, “al ser personas de fe” Elías aseguró que “Dios no abandona y que está ahí, donde hay mayor necesidad”. “Nos aferramos a esa promesa. Creemos en esta sociedad y creemos que Mar del Plata y Batán se pueden levantar y ser felices. Nuestro mayor aporte como iglesias hoy es mostrarle a la gente que hay una esperanza”, señaló el religioso. 

Para cerrar, apuntó dos cosas. Por un lado, que es prioritario que la comunidad de General Pueyrredon “trabaje por poder vivir en esa ciudad feliz de la que todos hablan”. “Tenemos todo para ser una de las ciudades que iluminen a otras y esa es una responsabilidad de todos los sectores”.

Por último, y como cierre, Elías pidió compartir una cita bíblica de San Juan capítulo 3 verso 16: “Porque de tal manera amó dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito para que todo aquel que en él crea no se pierda, más tenga vida eterna”.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes