domingo 3 de marzo de 2024
17.1 C
Mar del Plata
AJUSTE

Sin garrafas, sin alimentos y con reducción de días: la angustiante situación de los comedores barriales

Mujeres de cuatro organizaciones sociales coincidieron en que aumentó mucho la demanda de viandas, pero que por falta de apoyo de Nación y el Municipio se achicó de 5 a 2 días de atención.

|

No importa en qué barrios funcionen, ni qué organizaciones los sostengan, ni cuántos compañeros pongan el cuerpo para parar la olla. La situación en los comedores barriales de Mar del Plata y Batán es inquietante y nada hace suponer que la situación va a mejorar si se profundizan las políticas públicas de ajuste. 

Claudia Cabrera forma parte de la CCC y cocina en un comedor de Parque Peña. Hoy, que es viernes y es el único día que abre, sirve fideos con cebolla de verdeo rehogada. “No tenemos otra cosa para darle a la gente. Si no son fideos, es polenta. En el mejor de los casos con un tuco que hace rato no tiene pollo, ni carne, ni nada más que cebolla. A todo esto, hay que sumarle que tuvimos que reducir la atención en el comedor a un sólo día por semana y bajar de 120 a 60 viandas”, cuenta la mujer que, como muchos otros, ya está evaluando volver a “cocinar al fuego, a leña”.

Anita Romero, del Movimiento de Trabajadores Excluidos, con más de 15 comedores en 14 barrios de la ciudad, convalida lo que dice Claudia y agrega que “como hace más de dos meses que el Municipio dejó de entregar garrafas a los comedores barriales, muchas compañeras están cocinando a fuego o con fogoneros”. 

Aprehenden a dos cuidacoches por golpear el auto de una mujer, amenazarla e insultarla - En la tarde de este sábado dos cuidacoches -hombre y mujer de 26 y 37… Ver nota >

“La garrafa no llega más. No te digo que te salvaba, pero realmente nos ayudaba a resolver. Hoy no tenés alimentos, no tenés garrafa, no podes sostener los comedores a diario, tenés que achicar los días y cada vez son más las personas que tienen hambre y necesitan un plato de comida”, advirtió la dirigente a Mi8.

Por su parte, y en consonancia con Claudia y Anita, Lorena Quiroga, de Libres del Sur, dijo que de los 76 comedores que tenía la organización, cerraron 16 y los 60 que quedan en pie tuvieron que reducir la cantidad de días que sirven comida. 

“Mayormente, teníamos comedores de lunes a viernes. Luego tuvimos que bajar a dos o tres días por semana. Hoy, ante la falta de alimentos, tanto de Nación como del Municipio, hemos tenido que reducir a casi todos al día por semana. Y es tristísimo y muy difícil avisarle eso a la gente, porque hay familias enteras que comen porque vienen al comedor. La situación es muy preocupante: son un montón los vecinos y vecinas que la están pasando mal, que no tienen la posibilidad de comprar alimentos para cubrir la necesidad básica de poner un plato de comida en la mesa”, aseguró la vecina, que vive en Las Heras.

Desde el barrio Las Américas, Clarisa “la Chiqui” Núñez, del Movimiento Evita, dice que de los 13 comedores que tenían en la zona oeste, tres tuvieron que cerrar: uno en Libertad, otro en La Herradura, el último en José Hernández. “Y los otros, pasaron de cinco días a dos, con suerte”, agregó.  

“Nación no manda nada. Y el Municipio, tampoco: ni alimentos frescos ni garrafas. Están faltando alimentos, no hay comida para cocinar. Es muy triste el panorama en los barrios, hay mucha preocupación y tristeza. Y eso nos pasa también a quienes sostenemos los comedores. No queremos cerrar, pero no hay muchas posibilidades”, concluyó la mujer.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes