jueves 20 de junio de 2024
10.3 C
Mar del Plata
“UN DESAFÍO INCREÍBLE”

De Biguá a Turquía: dos marplatenses brillan en el hockey europeo

Lucía Rubio y Sofía Erazarret fueron citadas para disputar la EuroHockey Club Trophy II Women en Alanya con el Gaziantep Polisgücü. Las diferencias de cultura, el día a día en terreno turco y el significado de estar a la altura del desafío, en diálogo con Mi8.

|

Una sana costumbre: encontrar deportistas marplatenses destacándose en la ciudad y estando a la altura cuando se presenta una oportunidad en el exterior. Es en estas ocasiones cuando el sentido de pertenencia se aprecia en su máximo esplendor.

El caso de estas dos jugadoras de hockey made in Mar del Plata es una prueba más de ello: se trata de Lucía Rubio y Sofía Erazarret, de 22 y 30 años respectivamente. Juegan en Biguá desde sus entrañas, pasaron de tener una relación de profesora-alumna a ser compañeras de equipo y actualmente se encuentran en Alanya, Turquía, disputando la EuroHockey Club Trophy II Women con el club Gaziantep Polisgücü.

Para conocer más sobre este desafío que se les puso por delante, Mi8 se comunicó con ambas, quienes desde terreno turco detallaron que, en primera instancia, “nos contactaron ellos y nos pidieron que les mandemos algunos videos de nuestro juego. Son tres semanas de estadía, ya salimos campeonas de la Superliga de Turquía y ahora estamos jugando la Eurocopa“.

Lucía Rubio y Sofía Erazarret, campeonas en Turquía.

Sin embargo, no todo iba a ser flor de rosas: “Tuvimos que ir a la embajada de Turquía y hacer un par de trámites, lo cual fue muy complicado por el tema del idioma“.

En esa línea, Rubio y Erazarret trazaron un paralelismo entre el allá y el acá: “Es un desafío increíble porque no hablamos nada de su idioma, no se entiende nada, ni siquiera se puede pilotear. El primer partido fue rarísimo, porque encima de que juegan un sistema de juego diferente al nuestro, no nos podíamos comunicar. Aún así, partido a partido lo fuimos mejorando. Nuestras compañeras son muy copadas y nos incluyeron muy rápido, todo el tiempo nos preguntan si necesitamos algo. Su cultura es distinta, son más cerrados“.

Ellas desayunan papas fritas y huevos con salchichas previo a un partido importante, ja. Nosotras vamos con el mate a todos lados y nos miran raro, pensando en qué es eso

“Hay jugadoras muy buenas, que incluso juegan en la Selección de Turquía. Pensamos que nos iba a costar la adaptación en cancha de agua, pero fue todo muy rápido“, destacó Sofía a este medio. Lucía, en tanto, agregó que en el club turco “tienen muchas canchas de agua, les hablas de canchas de arena y no saben qué es. De hecho, en Mar del Plata hay una sola de agua y es municipal, no de un club“.

Sin dudas que el viaje y la transición de una cultura a otra implico mucho trabajo de introspección y diálogo. Aún así, la aventura deportiva dio margen a conocer nuevos lugares: Estambul durante los primeros días, Kocaeli durante la Superliga, y Alanya mientras transita la Eurocopa.

A modo de reflexión, Erazarret describió: “En lo personal estoy muy contenta, yo ya tuve la suerte de jugar en Italia pero fue muy distinto. Esto es lo más profesional que vamos a jugar en nuestras vidas. Lo único que haces acá es preocuparte por jugar y saber cuando vas a volver a jugar, nada más“.

En sintonía, Rubio aseveró que “es un sueño, es lo que todo jugador espera. Cuando se dio la oportunidad, el objetivo era disfrutarla, siendo consciente de que hay un montón de gente que le encantaría poder vivirlo y del privilegio que significa estar acá. Trato de disfrutarlo sin ponerle carga de más“.

“No es imposible jugar en el exterior para las jugadoras marplatenses. Esperamos que esto sirva para abrir posibilidad en nuestro club y en todos los clubes de Mar del Plata“, concluyeron al unísono.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes