domingo 3 de marzo de 2024
17.1 C
Mar del Plata
HISTORIA

Un viaje al destino: el marplatense que recorrió el mundo y trabaja en un centro de buceo de una isla de Indonesia

En 2018, Juan Cruz viajó de vacaciones en lo que parecía ser una estadía de una semana. Sin embargo, el enamoramiento del lugar y el turismo le cambiaron los planes, transformándose en su nuevo hogar y descubriendo nuevos horizontes.

|

Viajar significa un deseo para muchos, una costumbre para algunos, y algo imposible para varios, ya sea con fines turísticos, laborales o de subsistir en ese nuevo lugar: ahí es donde entra la introspección del ‘qué dejo y qué me llevo’.

En 2023, una de las cuestiones más centrales en la sociedad fue la de emigrar y buscar oportunidades en el exterior. Para cambiar de aires, de cultura y de economía, con el trámite que eso implica. Se transformó en una tendencia producto de números ascendentes en años anteriores.

En este punto es donde se conecta la historia de Juan Cruz, un joven oriundo de Mar del Plata que decidió viajar a lugares periféricos, con el objetivo de hacer turismo y conocer. Sin embargo, fue tal la atracción y conexión con el sitio en diferentes aspectos, que se transformó en su casa. Se trata de la isla Nusa Penida, en Indonesia. Aun así, tuvo varios idas y vueltas para llegar a establecerse en su destino. Así lo expresó a Mi8:

Aprehenden a dos cuidacoches por golpear el auto de una mujer, amenazarla e insultarla - En la tarde de este sábado dos cuidacoches -hombre y mujer de 26 y 37… Ver nota >
Juan Cruz Vena, encargado del centro de Buceo DPM de Nusa Penida, Inodonesia, junto a una tortuga marina.

“Yo me fui de Argentina en 2018 con la idea de irme a España. Antes, teníamos un viaje con unos amigos, en el que nos fuimos a recorrer el Sudeste de Tailandia, Indonesia y Malasia. En ese viaje conocimos a unos chicos argentinos que tenían un hostel en Bangkok -capital de Tailandia- que tiene centros de buceo en distintas partes del mundo. Entonces, en la recorrida, conocimos una isla que se llama Koh Tao, en Tailandia, y nos quedamos ‘pegados’, contó Juan Cruz a Mi8 al respecto del inicio de su aventura y el apego que encontraron con este tipo de lugares.

“Nos quedamos ‘super super pegados’ ahí. Iba a ser un viaje como de una semana pero yo terminé viviendo en esa isla más dos años“

¿Cómo se dice ‘agarrar la pala’ en Indonesia?

El marplatense tuvo sus inicios laborales en este hostel “haciendo un voluntariado. Hacía, por ejemplo, el desayuno a cambio de hospedaje y comida, y poco a poco me empecé a organizar un poco de cada rol en el hostel nos ofrecieron un trabajo en lo que sería la oficina del hostel y nada, y terminé siendo una especie de encargado de lo que es todo el hostel, sumado al centro de buceo que incluye, durante más de dos años“.

Sin embargo, su camino no se detuvo en ese lugar. Luego de esa travesía de más de dos años, vivió en Australia junto a sus amigos y cuando quiso reencontrarse con parte de su familia en Tailandia, el Covid le interrumpió los planes: “Cuando salí a renovar mi visa me cruzó la pandemia, en 2020. Me iba a encontrar con mi familia en Tailandia, salí de Australia a renovar mi visa, fui a Indonesia y cuando quise volver a entrar Australia se cerró, así que se me fue imposible volver a ingresar. Mi visa nunca me llegó aprobada y el viaje de mi papá se canceló“.

Koh Tao, Tailandia.

“Me encontré con quien sería mi expareja en Nusa Penida, una isla de Indonesia, y nos fuimos a Gilia, otra isla muy chiquita que quedaba cerca, pero también nos comunicaron que iba a cerrar así que nos tuvimos que ir. Nos arrinconó un poco, las opciones que nos quedaban eran tomar un avión para volver a Koh Tao -Tailandia-, esperar en Indonesia o volver a Argentina. Yo pensando que iba a ser una gripe de dos o tres meses, era imposible gastarme más de mil dólares en un pasaje, claramente preferimos volver a Koh Tao que era donde estuve viviendo hacía un tiempo, se transformó en mi casa estando lejos de casa“, narró Juan Cruz.

Retroceder para seguir avanzando

A pesar de haber elegido Tailandia para transitar la pandemia, el oriundo de La Feliz volvió a la Argentina “en un vuelo de repatriación“, se quedó 7 meses pero la valija volvió a tocar la puerta: Me dije ‘no me quiero quedar acá’. No estaba cómodo en mi país, lo amo pero no para vivir, sino para estar de vacaciones. Entonces, pos pandemia, me fui a Dinamarca, donde estaba mi hermana hace unos meses. Como tengo el pasaporte italiano fue bastante más sencillo poder instalarse en Europa. Es un lugar en el que se puede hacer mucho dinero si uno tiene ganas y la verdad que está bueno, es un país muy organizado, nórdico y tranquilo“.

Este paso fue clave en la vida de este trotamundos, ya que lo volvería a reencontrar con su lugar favorito: “Me llamó el que sería el dueño de DPM Diving, un centro de buceo, con el que había tenido una muy buena relación y me ofreció ser socio de la empresa, por lo que me convertí en dueño de una parte de lo que sería DPM Tenerife, España. A partir de ahí, parte del trato había sido que tenía que cubrir un puesto de empleo a Asia de vuelta. Yo, encantado, porque la verdad que me gustaba mucho Dinamarca pero prefería irme a vivir a Asia. Es lo que realmente me gusta, hoy en día me encanta vivir acá. Entonces, me vine a Nusa Penida a trabajar“.

Buceo en Nusa Penida, Indonesia.

Encontrar la felicidad bajo el mar

Desde 2022 hasta ahora, Juan Cruz es “el encargado general de todo el centro de buceo de Nusa Penida. Además hago otras cositas con lo que corresponde al centro de buceo en general, ya que son 5 sedes: tenemos acá en Nusa Penida, en Gili Trabangán, las dos están en Indonesia y se suman dos más en Tailandia: Kotao y Kopipi, y una en Tenerife, España, que es en la que soy socio. Yo me manejo en lo que es el aporte general a la empresa: organización, logística, el contacto con el cliente, pero principalmente mi trabajo es estar acá en Nusa Penida siendo el manager general de la empresa de buceo, en donde uno se ocupa de todo“.

“Bucear es increíble y en esta isla es una locura. Tenemos mantarrayas prácticamente todos los días, el mar es increíble, es calentito, hay mucha biodiversidad. Con esto también tuve la opción de abrir un barcito en la isla, y estoy haciendo unos proyectos individuales en simultáneo, intentando construir algunas cositas, ya que creo que este es un lugar en donde está creciendo en auge. Eso es mi vida de hace dos años. Trabajo casi todo el día pero es hermoso estar acá, realmente es especial“, concluyó el marplatense.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes