domingo 23 de junio de 2024
9.3 C
Mar del Plata
IGLESIA

Sorpresiva salida de Gabriel Mestre del Arzobispado de La Plata: cronología del conflicto

Este lunes se conoció la noticia de la salida de Gabriel Mestre del arzobispado de La Plata. Así fue la cronología del conflicto.

|

Papa Francisco y Gabriel Mestre.

La sorpresiva salida de Gabriel Mestre del Arzobispado de La Plata y la carta en la que contó que el Papa Francisco le pidió la renuncia por los conflictos desatados en Mar del Plata generar un fuerte impacto tanto en la capital provincial, como en esta ciudad. Así fue la cronología del conflicto en la ciudad que desembocó en la salida de Mestre.

El 28 de julio del año pasado la noticia resultó estruendosa para Mar del Plata: el Papa Francisco había designado en el Vaticano a Vicente «Tucho» Fernández y eligió como reemplazante en el Arzobispado de La Plata al obispo de Mar del Plata Gabriel Mestre.

Mestre, nacido en Mar del Plata, fue uno de los obispos más queridos en la ciudad y respetado tanto por fieles, como por toda la comunidad local. Sin embargo, su sucesión en Mar del Plata fue compleja e incluyó la designación de dos obispos que jamás llegaron a asumir y fuertes conflictos. Todo este combo desembocó en la salida de Mestre del Arzobispado platense y un futuro incierto para él.

El 9 de septiembre, Mestre dio su última misa en la Catedral de Mar del Plata, que se colmó para despedir al marplatense que durante seis años ocupó el máximo cargo de la iglesia católica en la ciudad.

En septiembre del año pasado, mientras Mestre planificaba su desembarco en la capital de la provincia de Buenos Aires, el presbítero Luis Albóniga fue designado administrador de la Diócesis de Mar del Plata hasta tanto el Papa Francisco designara un reemplazante de Mestre. En los pasillos eclesiásticos se mencionaba al propio Albóniga como sucesor de Mestre.

Sin embargo, el 21 de noviembre el Papa Francisco designó a monseñor José María Baliña como nuevo obispo de la ciudad. Aquel que el nuevo obispo asumiría el 20 de enero de este año.

La llegada de Baliña no avanzó. Y menos de tres semanas después el designado obispo confirmó que no podría asumir la responsabilidad por temas de salud y desde el Vaticano oficializaron un nuevo nombre: Gustavo Larrazábal.

Gustavo Larrazábal
Gustavo Larrazábal

Pero nuevamente la historia se repitió: Larrazábal, misionero claretiano de 62 años y auxiliar de San Juan de Cuyo, presentó su renuncia antes de asumir en Mar del Plata. Ese mismo 18 de enero, el Papa Francisco nombró administrador apostólico de la diócesis de Mar del Plata a monseñor Ernesto Giobando, obispo titular de Appiaria y auxiliar de Buenos Aires.

Con la llegada de Giobando al obispado de la ciudad se produjo otra situación que se tensionó el ambiente en la Iglesia Católica de Mar del Plata: Luis Albóniga, quien se había desempeñado como administrador diocesano de la ciudad, había sido trasladado a Jujuy.

Ese movimiento fue muy resistido por la comunidad eclesiástica de Mar del Plata, quien reclamó por el regreso de Albóniga a la ciudad.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes