sábado 25 de mayo de 2024
10.9 C
Mar del Plata
INSEGURIDAD

Salvado por un chicle: «Siento mucha indignación porque no me siento cuidado, no hay seguridad»

Cristian, trabaja en un kiosco y dos delincuentes le quisieron robar y dispararon sus armas. Una de las balas fue frenada por un paquete de chicles.

|

Cristian salvó su vida porque uno de los disparos impactó en un chicle.

Cristian trabaja hace dos años en el kiosco de avenida Jacinto Peralta Ramos al 700. Ayer sufrió el sexto robo en lo que va del año y salvó su vida de milagro: los ladrones le dispararon dos veces, pero las balas impactaron en una caja de chicles.

«Siento mucha indignación porque no me siento cuidado, no hay seguridad», se lamentó Cristian en diálogo con Canal 8.

El robo se produjo ayer minutos después e las dos tarde cuando había un gran movimiento en la calle. Cristian contó que entraron dos delincuentes y que uno se metió destrás del mostrador y otro se quedó del lado de los clientes.

Balance del fin de semana: el municipio atendió complicaciones por el temporal y diversas infracciones - Entre el jueves y el lunes inclusive, el Cuerpo de Patrulla Municipal (CPM), Tránsito, Prefectura,… Ver nota >
Marcos Gutiérrez y Walter Wischnivetzky El Consorcio Portuario trabaja con el municipio de Mar Chiquita para incentivar la producción - El presidente del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata, Marcos Gutiérrez, mantuvo una reunión… Ver nota >

Una sola vez le pidieron la plata, pero como el empleado no reaccionó, uno de los ladrones disparó su arma.

«Uno de ellos me dispara y el tiro pega en las cajas de chicles. Al ver que están armados agarro el gas pimienta y primero le tiro al que está frente a mi que llevaba una gorra roja y luego al que estaba de este lado del mostrador que es que me disparó», relató.

Cristian ya sufrió seis robos en lo que va del 2024. A partir del tercero, los dueños del local le dieron gas pimienta para que se defienda. Ayer lo volvió a utilizar y logró espantar los delincuentes que se fueron con las manos vacías. Pero antes de escapar, uno volvió a disparar y otra vez el tiro se perdió entre las golosinas.

«Te tenés que valer por vos mismo pero a la vez si hacés algo quedás agarrado en lo que es la ley que dice que vos no podés hacer nada y tenés que esperar que te defienda gente que no te defiende», concluyó Cristian.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes