miércoles 19 de junio de 2024
12 C
Mar del Plata
CASI UN MES DEL CRIMEN

Habló el hijo de Garrido: “Mi papá no era un violento, no merece que se digan cosas que no son”

Diego Garrido desmintió que el expiloto de Turismo Carretera ejerciera violencia de género. Por otra parte, junto al abogado Maximiliano Orsini, en calidad de particulares damnificados, pedirán un peritaje digital sobre dos teléfonos encontrados en el auto calcinado.

|

A casi un mes del crimen de Carlos Garrido, su hijo Diego advirtió que su padre “no era un violento” ni ejerció “violencia de género, nunca jamás”. La aclaración deviene a la confirmación de que el expiloto de Turismo Carretera, que apareció muerto el 30 de abril, tenía una restricción de acercamiento por amenazas a su exmujer Rosa Beatriz Cardozo, que habrían inspirado una de las líneas de investigación judicial. 

“Hay un tema que me gustaría aclarar, porque se dijo que había una restricción de mi papá por violencia”, introdujo Diego Garrido, pese a reconocer que la restricción existió y que fue cuando Carlos “se estaba separando de la persona con la que vivía en el campo”. 

“Un día, al llegar de una carrera, se encuentra con una orden de restricción, él la respeta y se viene a vivir a mi casa 10 días”, relata el joven, que con la representación del abogado Maximiliano Orsini, se presentó en la causa como particular damnificado.

“Pero mi papá no era una persona violenta, no hubo violencia de género nunca jamás en la vida y quiero limpiar el nombre de mi viejo, porque no se merece que la gente ande hablando cosas que no son”, deslizó el hijo de Garrido. 

Desde un primer momento, la relación conflictiva entre la víctima, su expareja y el casero Acevedo, único imputado en la causa por el homicidio de Garrido, fue línea de investigación judicial. Según se dice, Garrido quien sospechaba que su exmujer mantenía una relación con el casero, del que había dicho que le iba a romper a tiros la otra pierna: en la izquierda padece una afección severa.

Peritaje digital para dos teléfonos

Por su parte, Maximiliano Orsini, abogado de Diego Garrido, contó a Canal 8 que como primera medida como particulares damnificados en la causa pedirán un peritaje digital sobre los dos teléfonos que se encontraron dentro del vehículo calcinado. 

“Nos presentamos en la causa hace dos semanas y tuvimos una reunión con el fiscal, que nos explicó las diligencias que se están llevando adelante. No descartamos ninguna hipótesis. Pero vamos a presentar un perito de parte para hacer una pericia digital sobre dos teléfonos que encontró el hijo de Garrido dentro del vehículo calcinado”, detalló el abogado, que confió que uno de los celulares es de la víctima.

Sobre qué pretenden hacer con ese peritaje, Orsini apuntó que -para empezar- una “determinación de componentes”.

Sobre cómo fue que encontró los teléfonos, Diego Garrido señaló: “Después de que pasa todo lo de papá, llamo a un remolque para que traiga el auto de donde estaba hacia el campo nuestro y me pongo a revisar, a buscar a ver si encontraba algo de papá. Y revolviendo encontré dos plaquetas de teléfono. Llamé a la comisaría de Batán, hicieron todo su trabajo correctamente y los embolsaron para ponerlos a disposición de la Fiscalía para que sea una prueba más de todo esto”.

“Ya van a ser treinta días del asesinato de papa, porque a papá lo mataron y todavía no tenemos nada. Sabemos que hay varias hipótesis, pero ninguna resuelta. Yo determiné poner a Maxi (Orsini) para que me ayude a salir adelante, para que mi viejo tenga justicia”, concluyó el hijo de Garrido, que insistió que el expiloto de Turismo Carretera “era una persona con muchos valores, un muy buen tipo, que nunca tuvo problema con nadie y que era muy reconocido en el mundo automovilístico y como empresario de Mar del Plata”. “Como papá -dice y se quiebra- fue excelente”, completó.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes