martes 28 de mayo de 2024
13.6 C
Mar del Plata

Fernando Delgado, una incógnita de más de 15 años

Fue un pistolero de la Concentración Nacional Universitaria (CNU) y con el golpe de Estado integró los grupos de tarea de la represión. La justicia lo busca por ocho asesinatos y el secuestro de un dirigente gremial.

|

Se conocen pocas fotos de Fernando Federico Delgado: dos son de su época de estudiante secundario en el colegio Peralta Ramos; la otra aparece en el Programa Nacional de Recompensas del Ministerio de Seguridad de la Nación. La Justicia ofrece una recompensa de 5 millones de pesos para quien pueda aportar un dato sobre su paradero.

Ya pasaron 15 años desde que la justicia federal libró la primera orden de detención para Delgado. Desde ese día se acumula un expediente de treinta cuerpos con escuchas telefónicas estériles, allanamientos sin éxito y declaraciones testimoniales que no aportan ninguna pista.

La primera aparición pública de Delgado como integrante de Concentración Nacional Universitaria fue en diciembre de 1971. Desde su casa ubicada en Diagonal Alberdi 2625, salió la patota que ingresó a los tiros a una asamblea de la Facultad de Arquitectura y mató a la estudiante Silvia Filler.

Balance del fin de semana: el municipio atendió complicaciones por el temporal y diversas infracciones - Entre el jueves y el lunes inclusive, el Cuerpo de Patrulla Municipal (CPM), Tránsito, Prefectura,… Ver nota >
Bullrich pone en marcha el protocolo de ciberpatrullaje - El Ministerio de Seguridad, liderado por Patricia Bullrich, puso en marcha su protocolo de ciberpatrullaje.… Ver nota >

Por el crimen de Silvia Filler fueron procesados Oscar Héctor Corres y Juan Carlos Gómez, pero en mayo de 1973 con la amnistía a los presos políticos dictada por Héctor Cámpora, quedaron libres de culpa y cargo. Nunca más fueron juzgados.

Después de Filler, la CNU se desarticuló; pero con la liberación de sus integrantes en 1973 volvió a posicionarse. Con la muerte de Perón, pasaron a ser un apéndice la Triple A: un grupo para policial que contaba con armamentos y vehículos que aportaba el Ministerio de Bienestar Social, al mando de José López Rega.

La investigación judicial iniciada en 2009 y caratulada como “Averiguación delito de acción pública (CNU)” determinó que integrantes de la Concentración Nacional Universitaria conformaron una asociación ilícita bajo el amparo de organismos del Estado para imponer el terror. El grupo tenía dos estamentos, “los ideólogos” ―conformado entre otros, por el ex fiscal federal y candidato a intendente en 1983, Gustavo Demarchi― y “los operativos” integrado por Fernando Delgado, Juan Carlos Gómez, Oscar Corres, Fernando Otero, José Luis Piatti y Carlos Flipper González.

Entre marzo de 1975 y febrero de 1976, la CNU cometió una veintena de crímenes en Mar del Plata. La Justicia determinó que Delgado participó al menos en ocho de esos asesinatos.

LA VENGANZA

Los primeros cinco asesinatos ocurrieron en la madrugada del 21 de marzo de 1975 cuando la CNU decidió vengar la muerte de su líder, el abogado Ernesto Piantoni; asesinado un día antes por la agrupación Montoneros.

Las víctimas fueron Lisandro “Pacho” Elisagaray, referente de la Juventud Universitaria Peronista; su tío Jorge Enrique Videla –militar retirado- y sus hijos Guillermo Enrique y Jorge Lisandro. Los cuatro cuerpos tenían más de veinte disparos de calibre 22, 9 milímetros y 11.25: la marca distintiva de la CNU.

El quinto objetivo fue el cirujano Bernardo Goldemberg. La patota de la CNU lo sacó de la casa haciéndose pasar por policías federales.  El cuerpo del médico apareció en un descampado en el camino viejo a Miramar. La autopsia determinó que sufrió estallido de cráneo, destrucción del corazón, hígado y diafragma.

Un mes después, Delgado participó del secuestro y el asesinato de Daniel Gasparri y Jorge Stoppani, dos militantes de la Juventud Peronista. El Negro Gasparri apareció carbonizado en el asiento de atrás de su Peugeot 504; a unos metros estaba el cadáver acribillado de Stoppani .

El 3 de noviembre de 1975, Delgado, Carlos Flipper González y Fernando Otero esperaban dentro de un auto sin patentes, a una nueva víctima: el diputado sanjuanino Ramón Pablo Rojas. El crimen por encargo, lo había pedido el secretario general de Foeva -Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines-, Delfor Ocampo.

El diputado iba armado. Mató a González e hirió a Otero y luego murió desangrado, uno de los tres asesinos lo había alcanzado con un puñal. Delgado escapó a Mar del Plata

AL SERVICIO DE LA DICTADURA

El servicio de inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, plasmó en un informe que Delgado y otros integrantes de la CNU formaron parte de los grupos de tarea de la Subzona Militar XV, a partir del golpe de Estado.

El 25 de marzo de 1976, Delgado encabezó el secuestro del secretario general del gremio de Prensa, Amílcar González. Se lo llevaron de una audiencia en la delegación del Ministerio de Trabajo.

González sobrevivió a la dictadura y se exilió en Caracas. En una audiencia de los Juicios por la Verdad celebrada en el 2000, mencionó al ex CNU como uno de sus secuestradores.

En 2007 la justicia Federal ordenó la detención de Delgado por el secuestro del dirigente de Prensa, pero no pudieron ubicarlo. En 2010 sumó otro pedido de captura por los crímenes cometidos por la CNU en Mar del Plata; la búsqueda no dio resultados. Desde 2013 la justicia de San Juan lo busca por el homicidio de Rojas.

Delgado tiene 74 años y hace más de 15, que está prófugo.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes