miércoles 17 de abril de 2024
15 C
Mar del Plata
ENTREVISTA

El primer entrenador del ‘Dibu’ Martínez resaltó que “uno lo veía de chico y ya se notaba que era diferente“

En diálogo con Desde La Tribuna, del streaming de Canal 8, Jorge Peta contó historias del arquero campeón del mundo en sus inicios.

|

Emiliano ‘Dibu’ Martínez no para de agigantar su figura en los libros de historia del fútbol mundial, representando la bandera argentina y marplatense a lo largo y ancho del planeta. Temporada tras temporada su rendimiento mejora, digno de su perseverancia, constancia y mentalidad ganadora.

Estos tres conceptos integran una gran lista de características positivas que ‘Dibu’ siempre tuvo, tanto en las buenas, siendo el arquero titular de la Selección y uno de los mejores de la Premier League, como en las malas, siendo suplente en su equipo y cayendo en diversos préstamos sin tener minutos.

‘Dibu’ se fue de la ciudad a muy temprana edad, con tan sólo 12 años, rumbo a Independiente. Poco tiempo después fue vendido al Arsenal, club en el cual hasta 2021 no logró tener continuidad. Luego, ya sabemos toda la gloria que cayó sobre su cabeza, pero Martínez nunca dejó de mirar a sus orígenes.

Balance del fin de semana: el municipio atendió complicaciones por el temporal y diversas infracciones - Entre el jueves y el lunes inclusive, el Cuerpo de Patrulla Municipal (CPM), Tránsito, Prefectura,… Ver nota >
El rector de la Unmdp dijo que están en un “cuello de botella“ y anticipó una gran movilización el 23 de abril - En el marco de un escenario “crítico y peligroso“ por el que está pasando la… Ver nota >

El equipo de Desde La Tribuna, programa de streaming de Canal 8, dialogó con el primer entrenador que tuvo el golero campeón del mundo: Jorge Peta, con tuvo sus primerísimos pasos como futbolista.

Un pequeño soñador marplatense

El entrenador contó que desde chiquito, ‘Dibu’ ya demostraba condiciones para ser cosa seria: “Él era de mentalidad muy fuerte. Lo llevamos a probarse a River y a Boca y no quedó. Cuando llevas a un chico, tenes que llevarlo preparado, por si no tiene la suerte de quedar, para que se mentalice y no venga tan bajoneado. A este parecía que le daban cuerda, ja“, enfatizó en el poderío mental que demostraba el ‘Dibu’ ante lo que podría significar el fracaso o la derrota.

“En Independiente lo vio Pepe Santoro y recayó ahí. Él siempre me decía, ‘profe, yo voy a llegar a jugar en primera y en la Selección, porque quiero ayudar a mi familia. Cuando agarre el arco no me sacan más’. Eso con 11, 12 años. Él cumple 13 años en la pensión de Independiente“, agregó en relación las metas del pequeño Martínez.

La disciplina marca la diferencia, y así lo remarcó Peta: “Ya de chico lo veías que era un pibe diferente, en la forma de entrenar, en cómo pensaba. Si había que estar a las 14, él estaba a las 13.30. Terminaba a las 17 y él se quedaba un rato más. Llegaba a la casa y se hacía entrenar por el padre y el hermano. Ya estaba mentalizado con que quería llegar a eso“.

“Uno se pone a pensar y pasó todo tan rápido. Se le dio todo enseguida, pero tuvo que sufrir un poco cuando el Arsenal lo cedió, hasta que tuvo la oportunidad“

‘Dibu’ Martínez junto a Jorge Peta.

Los orígenes y el sacrificio

Jorge Peta fue testigo de todo lo que tuvo que dejar de lado Martínez en este largo camino. Actualmente trabaja en las categorías formativas 2013, 2014, 2015 y 2016 del club River de Mar del Plata, y detalló a Desde la Tribuna que aun mantiene el contacto con ‘Dibu’: “Hablo con él todas las semanas, nos mandamos mensajes. Antes de jugar le deseo suerte en los partidos y me respondé al toque. No le puedo corregir nada, ja. Está en la élite, es uno de los mejores del mundo“.

Sobre el apoyo de sus padres en los rechazos de los clubes, Peta contó: “La madre no estaba muy convencida, no quería saber nada. Se sentaron a hablar y se convencieron de que tenía que irse“.

“’Dibu’ era de contextura muy grande, pero seguía siendo un niño. Cuando arranca en la selección Sub-15, entre Ezeiza -lugar de entrenamiento de la Sub-15-, Independiente -su club- y el colegio, tenía un recorrido enorme siendo muy chico. Aun así, en la pensión y en el colegio salió dos veces mejor compañero, eso habla mucho de él. Estaba tocado por la varita, no lo bajoneaba nada“, amplió.

Un tipo normal con guantes y bajo los tres palos

“Nosotros entrenábamos en la Plaza Cecilia. Sin arco, hacíamos con buzos y mochilas. Teníamos tres o cuatro pelotas. Tortugas y conos no existían, entonces usábamos algunas botellas. Fijate con las porquerías que entrenamos y mirá a donde llegó este loco“, reflexionó el entrenador.

En cuanto a sus comienzos, Peta recordó que, mientras todos los nenes querían ser delanteros, “él siempre quiso ser arquero, desde chico. Referencias no tenía, era muy chiquito. Sería irrespetuoso con el resto si digo que es el mejor arquero de la historia de la selección, cada uno fue el mejor en sus tiempos, como Messi, Maradona y Pelé“.

“Él era un entrenador más adentro de la cancha, de chiquito ya ordenaba a todos“

En esa línea, el DT comentó entre risas una situación que refleja lo que significa la dibumanía: El otro día en el club San Isidro me dijeron: ‘Antes teníamos un problema, tenemos muy pocos arqueros para probarse; Ahora tenemos otro problema, vienen muchos arqueros a probarse’.

Él entra a la cancha y se transforma, pero termina de jugar al fútbol y es una persona normal como cualquiera, familiero. Tiene los pies sobre la tierra y nunca perdió sus orígenes, siempre se acuerda de sus amigos y de su Mar del Plata, concluyó.

‘Dibu’ Martínez en Independiente.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes