domingo 23 de junio de 2024
12.2 C
Mar del Plata
LA BANDA DEL COMISARIO

El abogado Lautaro Resúa negó los cargos que se le imputan y explicó su relación con el resto de los acusados

Declaró por más de cuatro horas y respondió todas las preguntas del fiscal de la causa. Para los investigadores es una pieza fundamental dentro de la asociación ilícita.

|

La justicia de Garantaías tiene plazo hasta el próximo martes para decidir la situación procesal de los imputados.

El abogado Lautaro Resúa, acusado de integrar una asociación ilícita que protegía a a una banda de ladrones de departamentos de lujo y pedía coimas a los «arbolitos» de la avenida Luro, negó los cargos que se le imputan y aseguró que la relación que lo une con el resto de los acusados es estrictamente profesional.

Resúa fue trasladado a Tribunales hoy temprano desde la Unidad Penal Nº44 de Batán. A las 10.30 comenzó su declaración ante el fiscal general adjunto Marcos Pagella y finalizó cuatro horas después. Fuentes de la investigación informaron que el abogado negó los delitos que se le imputan y brindó una explicación detallada de cada hecho en el que se lo implica.

En primer lugar, Resúa aseguró que no conoce a la mayoría de los imputados. Explicó que nunca tuvo relación con el ex jefe policial José Luis Segovia, ni con los policías Gastón MorañaJavier Martín González y Nicolás Rivademar.

En cuanto, al ex policía Christian Holtkamp y al comerciante cambista, Jorge Toletti, explicó que su relación era estrictamente profesional porque los defendió como abogado en distintos casos.

Resúa respondió cada una de las preguntas del fiscal Pagella y además, sumó una extensa documentación que respalda cada uno de sus dichos. Desde la defensa del abogado, presentaron tres testigos para que se les tome declaración testimonial antes del jueves 6 de junio, fecha límite que tiene el fiscal para solicitar la prisión preventiva de los imputados.

Según consta en el expediente judicial, Resúa es uno de los integrantes estables de la asociación ilícita encabezada por el comisario mayor José Luis Segovia que brindaba protección a delincuentes; pedía coimas a los arbolitos de avenida Luro; vendía dólares falsos, promovía el juego clandestino y desviaba investigaciones plantando pistas falsas y ocultando información a fiscales.

Los hechos

Para la investigadores, Resúa era un eslabón fundamental en el engranaje delictivo que durante cuatro años obtuvo ganancias millonarias. El abogado representó a personas que estaban imputadas en distintas causas judiciales y que a su vez tenían intereses contrapuestos entre sí. Para la justicia, ejerció esas representaciones en el marco de la asociación ilícita y para tener control directo sobre las medidas de prueba para luego poder garantizar la impunidad de algunos de sus clientes a cambio de una fuerte suma de dinero.

Según surge del expediente, Resúa tuvo una activa participación en otro de los negociados de la banda del comisario. Habría ocupado un rol fundamental en la venta ilegal de moneda extranjera que se realizaba en la avenida Luro e incluso habría incurrido en la comercialización de dólares falsos.

Resúa habría sido el encargado de vincular a Holtkamp con Jorge Toletti. Ambos montaron en el bar El 10-Jutton, el epicentro de los negociados de la asociación ilícita. Allí deberían concurrir los «arbolitos» a pagar el canon ilegal para garantizarse protección.

Holtkamp, Jorge Toletti y tres policías más se encargaban de recaudar las coimas por la compraventa irregular de dólares y del juego clandestino.

En una de las reuniones que los cambistas de la avenida Luro habrían mantenido con los policías recaudadores, Resúa habría sido presentado como un integrante de la Agencia Federal de Inteligencia que estaba allí para garantizarles total impunidad si cumplían con el pago del canon que supuestamente imponía Segovia, primero desde la jefatura de la DDI y luego, desde el máximo cargo como jefe policial de la ciudad.

Resúa está imputado en tres de los siete hechos que investiga el fiscal Marcos Pagella. Debe responder por los delitos de prevaricato, encubrimiento agravado, intermediación financiera no autorizada; expendio y puesta en circulación de moneda extranjera apócrifa; compra venta de divisas de origen ilícito; explotación, administración u operación de juegos de azar sin autorización de la autoridad competente.

Tras declarar, Resúa fue trasladado a la Unidad Penal 44 donde permanece alojado desde más de dos semanas. El próximo jueves, el fiscal pedirá a la Justicia de garantías, la prisión preventiva para todos los acusados.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes