miércoles 19 de junio de 2024
15.1 C
Mar del Plata
JUDICIALES

Dictaron la prisión preventiva a la familia acusada de matar a un hombre en el barrio Parque Camet

El padre, la madre y los dos hijos están imputados por el homicidio de Walter Bravo, ultimado el pasado 26 de abril.

|

La justicia de Garantaías tiene plazo hasta el próximo martes para decidir la situación procesal de los imputados.

La justicia de Garantías dictó la prisión preventiva para Héctor «Paisa» Rivera y su familia, acusados del asesinato de Walter Bravo, ocurrido el 26 de abril en el barrio Parque Camet.

Héctor «Paisa» Rivera; su padre, Pedro Ismael Rivera; su hermano Pedro Damián Rivera y su mamá, Graciela Bazán continuarán detenidos por el delito de «homicidio agravado por el concurso de dos o mas personas, uso de arma de fuego y por alevosía».

La jueza de Garantías, Rosa Frende, decidió hacer lugar al pedido del fiscal Leandro Arévalo, quien entiende que los cuatro integrantes de la familia Rivera participaron del crimen de Bravo.

El ataque ocurrió el viernes 26 de abril en Los Manzanos y Bormida, en el barrio Parque Camet. Según pudo saber Mi8, Bravo y la familia Rivera vivían casa de por medio en esa zona.

En ese marco, se produjo una pelea entre la víctima fatal y el «Paisa», que estaba acompañado por sus padres y un hermano. Uno de los agresores le dio una puñalada a Bravo y luego hubo un disparo mortal en la cabeza.

Los sujetos huyeron a bordo de una camioneta Nissan Terrano roja que apareció el domingo siguiente por la noche. La justicia realizó en las primeras horas de investigación tres allanamientos, sin poder dar con los acusados del crimen. Sin embargo, tres días después, los cuatro integrantes de la familia se presentaron en la sede de la DDI y quedaron a disposición de la justicia.

Según la investigación, en medio de la discusión entre «El paisa» y la víctima, llegó el resto de los integrantes de la familia Rivera que comenzaron a agredir a Bravo. Fue la mujer quien le asestó un puntazo en el cuello con un elemento filoso y una vez en el piso fue inmovilizado, y el menor de los Rivera le apuntó con un arma de fuego y disparó a quemarropa. El balazo impactó en la cabeza de Bravo y le provocó una muerte inmediata.

Tras entregarse a la justicia, los Rivera ensayaron una declaración que inculpaba a Pedro Ismael Rivera, el padre el jefe de la familia, quien con 73 años tendría mayores posibilidades de obtener un arresto domiciliario. El objetivo era desviar la investigación para que el menor de los Rivera no quedara involucrado.

El padre y sus dos hijos continuarán detenidos en la Unidad Penal 44 de Batán mientras que la mujer permanece alojada en el Destacamento Femenino.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes