martes 28 de mayo de 2024
13.6 C
Mar del Plata

Mejicaneada: continuarán detenidos los policías acusados de quedarse con 90 mil dólares

La Justicia de Garantías le dictó la prisión preventiva a un subcomisario de la Policía bonaerense y a dos subalternos, que en noviembre del año pasado, llegaron desde Villarino para robar el botín de un asalto a un productor agropecuario.

|

Berón se entregó hoy en Tribunales y tras negarse a declarar fue alojado en la U.P Nº44 de Batán.

El ex subcomisario Damián Alejandro Sandoval (54), el subteniente Juan Pablo Argañaraz (36), y el oficial Diego Francisco Domingual (26) continuarán detenidos en la Unidad Penal de Batán acusados de quedarse con 90 mil dólares de un robo que debían investigar.

En las últimas horas, el juez de Garantías, Gabriel Bombini hizo lugar al pedido de la fiscal Florencia Salas y dictó la prisión preventiva para los tres policías que cumplían funciones en la localidad de Villarino, al sur de Bahía Blanca.

La fiscal imputó a los tres efectivos policiales por el delito de «robo agravado por su comisión en poblado y banda, por escalamiento y por ser los autores integrantes de una fuerza de seguridad»

Balance del fin de semana: el municipio atendió complicaciones por el temporal y diversas infracciones - Entre el jueves y el lunes inclusive, el Cuerpo de Patrulla Municipal (CPM), Tránsito, Prefectura,… Ver nota >
Bullrich pone en marcha el protocolo de ciberpatrullaje - El Ministerio de Seguridad, liderado por Patricia Bullrich, puso en marcha su protocolo de ciberpatrullaje.… Ver nota >

De acuerdo a la investigación, Argañaraz, Sandoval y Domingual viajaron el pasado 8 de noviembre desde Villarino a Mar del Plata para certificar que Claudio Calandria, de 55 años, acusado de haber robado 90 mil dólares a un productor agropecuario, vivía en Valencia al 8600.

Al llegar al domicilio y no encontrar a nadie en el lugar, le pidieron prestada una escalera al vecino y treparon un paredón. En el baúl de un Volkswagen Vento encontraron el botín del robo y se lo llevaron. Antes, esperaron a la mujer de Calandria y le dejaron una tarjeta con un número de teléfono para fijar el encuentro.

El encuentro fue en la vía pública y minutos antes de que los policías se volvieran a Villarino; la esquina elegida fue Champagnat y Colón. La negociación fue de pocas palabras: Sandoval le propuso a Calandria que ellos se llevaban el dinero del robo y si guardaba silencio, cojoneaban la causa.

El ladrón robado no respetó el acuerdo y denunció a los policías. Ante la fiscal Florencia Salas brindó una versión alternativa de los hechos. Declaró que tres policías le robaron 90 mil dólares que le había entregado un socio y que estaban destinados a la compra de una grúa.

Lo primero que arrojó la investigación es que Calandria le había robado a un productor agropecuario de Pedro Luro, una localidad del sudoeste bonaerense, septiembre del año pasado.

El hombre había salido con una joven y cuando regresó a su casa, descubrió que le habían arrancado la caja fuerte y se habían llevado 83 mil dólares y 3 millones de pesos. Además se pudo establecer que la amante del empresario fue quien le pasó el dato a Calandria.

El ladrón robado, hoy, se encuentra bajo prisión preventiva acusado de robo agravado.

En cuanto a los policías, la fiscal pudo determinar que nunca declararon el allanamiento y el secuestro del dinero en la casa de Calandria. Después de varios allanamientos ordenaron la detención del subcomisario Damián Sandoval y sus secuaces.

Sandoval fue desafectado de la policía en agosto y el domingo 3 de septiembre fue detenido en una vivienda de la calle Nueva Provincia al 2200 en Bahía Blanca. En medio de una discusión familiar, su mujer lo habría denunciado. Al llegar al lugar, la policía supo que tenía orden de detención y se lo llevaron.

En su declaración indagatoria, Sandoval negó los hechos que se le imputan. Aseguró que llegó a Mar del Plata con sus subalternos para certificar el domicilio de Claudio Calandria porque era el sospechoso del robo en la casa del empresario de Pedro Luro.

El subteniente Juan Pablo Argañaraz y el suboficial Diego Domingual cayeron el 13 de septiembre. Los dos se negaron a declarar.

En su pedido de detención, Salas subrayó «la procedencia ilícita del dinero sustraído a Calandria», pero sostuvo que «lo cierto es que aquello no le quita valor al grave ilícito que se le atribuye» a los policías.

En ese sentido, la fiscal señaló que «el origen del dinero» es «irrelevante cuando tres efectivos policiales en el marco de sus funciones se apoderaron de aquel dinero».

«Los efectivos de Pedro Luro a cargo de la investigación primigenia procuraron hacerse del botín de Calandria -y lo lograron-, cuando vinieron por instrucción de la Fiscalía a cargo a certificar el domicilio que posteriormente se registraría de Calandria», añadió.

Los policías permanecerán alojados en la Unidad Penal 44 de Batán, donde también se encuentra Claudio Calandria. Todo parece indicar que permanecerán allí por un largo tiempo.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes