miércoles 17 de abril de 2024
16.7 C
Mar del Plata
HOMICIDIO

Crimen del turista: el único acusado se quedó sin abogado

El abogado Mauricio Varela renunció a la defensa de Jonathan Buezas, el único imputado por el homicidio de Mauricio Grasso.

|

Absurdo. Mauricio Grasso fue asesinado mientras vacacionaba en la ciudad.

Jonathan Buezas (33), quien se encuentra detenido por el crimen de Mauricio Grasso (42), se quedó sin abogado: renunció tras no llegar a un acuerdo en una estrategia de defensa.

El viernes pasado, el abogado Mauricio Varela, quien representaba a Buezas desde el día después de su detención, decidió renunciar a la defensa del único imputado por el crimen del turista, ocurrido la madrugada del 5 de febrero en Moreno y 20 de Septiembre.

Fuentes vinculadas a la causa, aseguraron que Buezas y y su abogado no se pusieron de acuerdo en la estrategia de defensa a seguir de cara la grave acusación que enfrenta el imputado.

Balance del fin de semana: el municipio atendió complicaciones por el temporal y diversas infracciones - Entre el jueves y el lunes inclusive, el Cuerpo de Patrulla Municipal (CPM), Tránsito, Prefectura,… Ver nota >
El rector de la Unmdp dijo que están en un “cuello de botella“ y anticipó una gran movilización el 23 de abril - En el marco de un escenario “crítico y peligroso“ por el que está pasando la… Ver nota >
Jonathan Buezas fue detenido cuando llegaba a su trabajo en una importante heladería de la ciudad.

En ese sentido, la fiscal María Florencia Salas, quien lleva adelante la investigación, lo considera responsable del delito de homicidio calificado y portación ilegal de arma de fuego.

La víctima había salido de bailar e iba con otros amigos a bordo de una Toyota Hilux y fueron atacados desde una moto.
Según describieron los testigos presenciales del homicidio y lo que pudieron reconstruir los investigadores, el crimen no tiene explicación lógica. Sin ningún motivo, el acusado le disparó al turista que viajaba en una camioneta.

Cuando llegaron a la zona de 20 de Septiembre y Moreno, dos motos se le emparejaron sobre el rodado haciendo “cortes”, las explosiones que suelen realizar este tipo de vehículos.

En la secuencia, el hombre que iba en el asiento del acompañante de la camioneta le dice a uno de los motociclistas: “Bien ahí, rey”. Lo siguiente que vieron fue que el motociclista sacó un arma de fuego de entre sus prendas y disparó. La bala le dio en la cabeza a Grasso, que iba sentado en el asiento trasero derecho.

Jonathan Buezas fue detenido dos días después del crimen cuando llegaba a su trabajo en una reconocida heladería de Colón al 2200.

Para los investigadores, Buezas era el conductor de la moto Benelli 135 y quien disparó a la luneta de la camioneta. En la otra moto iba un primo del acusado y su novia. Ambos fueron identificados, pero por el momento no están implicados en la causa.

El primo del imputado declaró como testigo y aseguró que no vio que Buezas estuviera armado, pero si escuchó el estruendo del disparo.

Buezas se dirigió a su casa ubicada en Dorrego al 900 y transcurrió las horas siguientes con total normalidad. De hecho, hasta que fue detenido, se presentó todos los días a trabajar en la heladería ubicada en Colón al 2200, donde se desempeñaba como encargado del turno noche.

Durante el allanamiento en la casa del imputado, se secuestraron varios proyectiles; un cargador de pistola Bersa y la moto Benelli 135. El arma homicida no fue hallada.

Días después, la pericia balística determinó que las balas halladas en la casa de Buezas, son iguales a la que le dio muerte a Mauricio Grasso.

La víctima había llegado a la ciudad desde la localidad de Moreno. Junto a un grupo de amigos vino a pasar unos días de vacaciones.

A más de 20 días del crimen, Buezas todavía mantiene su postura de no declarar ante la fiscal de la causa y por estas horas busca un nuevo abogado. Continúa detenido en la Unidad Penal 44 de Batán.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes