jueves 20 de junio de 2024
11.1 C
Mar del Plata
JUDICIALES

Crimen del turista: el acusado continuará detenido y sufre una fuerte depresión

Le dictaron la prisión preventiva a Jonathan Buezas y tiene un nuevo abogado defensor.

|

El hombre acusado de matar de un disparo en la cabeza a Mauricio Grasso, continuará detenido. La justicia de Garantías le dictó la prisión preventiva por el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

Jonathan Buezas (33) continuará alojado en la Unidad Penal 44 de Batán luego de que el juez de Garantías Juan Tapia diera lugar al pedido de prisión preventiva realizado por el fiscal Marcos Pagella, en reemplazo de la titular de la Fiscalía Nº6, María Florencia Salas.

Buezas está acusado de asesinar de un disparo en la cabeza a Mauricio Grasso, un turista de 42 años que se encontraba de vacaciones en la ciudad junto con un grupo de amigos.

El crimen se produjo el 5 de febrero a la madrugada cuando sin ningún motivo, el acusado le disparó al turista que viajaba a bordo de una camioneta. La víctima había salido de bailar e iba con otros amigos a bordo de una Toyota Hilux y fueron atacados desde una moto.

Absurdo. Mauricio Grasso fue asesinado mientras vacacionaba en la ciudad.

Cuando llegaron a la zona de 20 de Septiembre y Moreno, dos motos se le emparejaron sobre el rodado haciendo “cortes”, las explosiones que suelen realizar este tipo de vehículos.

En la secuencia, el hombre que iba en el asiento del acompañante de la camioneta le dice a uno de los motociclistas: “Bien ahí, rey”. Lo siguiente que vieron fue que el motociclista sacó un arma de fuego de entre sus prendas y disparó. La bala le dio en la cabeza a Grasso, que iba sentado en el asiento trasero derecho.

Buezas se dirigió a su casa ubicada en Dorrego al 900 y todo parece indicar que transcurrió las horas siguientes con total normalidad. De hecho, hasta que fue detenido, se presentó todos los días a trabajar en la heladería ubicada en Colón al 2200, donde se desempeñaba como encargado del turno noche.

El análisis de las cámaras de seguridad municipales permitieron identificar la moto y luego la identidad de su propietario. Así la justicia pudo establecer que Buezas era legítimo usuario de una pistola Bersa calibre 9 milímetros, la cual habría utilizado para asesinar a Grasso.

Durante el allanamiento en la casa del imputado, se secuestraron varios proyectiles compatibles con el que le dio muerte al turista; un cargador de pistola Bersa y la moto Benelli 135. El arma homicida no fue hallada.

Buezas se negó a declarar ante la fiscal Salas y durante los primeros días fue representado por el abogado Mauricio Varela. Tras no ponerse de acuerdo en la estrategia defensista, el penalista renunció.

Martín Bernat asumió la defensa y aseguró a Mi8 que no apelará la prisión preventiva. Además, aseguró que Buezas está sumergido en «un pozo depresivo enorme, producto de las consecuencias del hecho trágico».

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes