miércoles 29 de mayo de 2024
9.6 C
Mar del Plata
PRIMERA AUDIENCIA

Crimen de la portera: un testigo aseguró que la víctima desconfiaba de uno de los acusados

Se trata de una amiga de Mirta Zabalegui, asesinada en septiembre de 2019 en su departamento de Bolívar al 2300. También declaró la hija de la víctima, quien confirmó que su mamá guardaba una importante suma de dinero en su casa.

|

Una amiga de la Mirta Zabalegui, asesinada en septiembre de 2019, declaró en la primera audiencia del juicio para esclarecer el crimen. La mujer aseguró que la víctima desconfiaba de Carlos Juárez, uno de los tres acusados. También declaró la hija de Zabalegui, quien confirmó que su mamá guardaba una importante cantidad de dólares porque tenía planeado un viaje a Disney con sus nietos.

Tras una larga mañana en la que las partes realizaron la selección de los doce miembros del jurado, comenzó la etapa de debate del juicio en el que se juzga a Carlos Juárez, Marcelo Rubén «El Tucumano» Santillán y Carlos Oña, acusados de haber asesinado a Mirta Zabalegui, quien se desempeñaba como encargada en un edificio en Bolívar 2306.

El juicio por jurado a los tres acusados se realiza en la sala del Tribunal Oral en lo Criminal Nº3, a cargo del juez Fabián Riquert.

Balance del fin de semana: el municipio atendió complicaciones por el temporal y diversas infracciones - Entre el jueves y el lunes inclusive, el Cuerpo de Patrulla Municipal (CPM), Tránsito, Prefectura,… Ver nota >
Ciclista murió arrollado en la ruta 2 - Un trágico episodio ocurrió este martes por la noche en la ruta 2, en la… Ver nota >

Durante la primera jornada declaró una amiga de la víctima que vive en el mismo edificio donde ocurrió el crimen. La mujer, cuyos datos no trascendieron, aseguró que Zabalegui desconfiaba de uno de los acusados.

Carlos Juárez era un estafador que alquilaba departamentos en el edificio donde trabajaba la víctima y luego los subalquilaba para quedarse con el dinero del anticipo y el depósito. Zabalegui pensaba que se trataba de un hombre de negocios y por eso alguna vez le consultó por la posibilidad de comprar dólares. La mujer estaba ahorrando para viajar a Disney con su familia.

En algún momento, Juárez le habría dicho a Zabalegui que le iba a conseguir dólares para comprar, pero nunca cumplió y por eso le desconfiaba.

Para el fiscal Leandro Arévalo, quien realizó al investigación del caso, Juárez sabía que la mujer guardaba dólares y planeó el robo. Luego convocó a los otros dos delincuentes para llevarlo a cabo.

Otra de las personas que declaró en la jornada de hoy, fue la hija de la víctima, quien pidió que su nombre no trascienda porque aún siente miedo por todo lo ocurrido. La mujer contó que supo del robo y el crimen cuando la pareja de su mamá la llamó para contarle que habían entrado a robar al departamento y que su mamá estaba tirada en el piso inconsciente.

La mujer también confirmó que su mamá guardaba una importante suma de dinero en dólares porque tenía planeado un viaje a Disney con su familia. Zabalegui no quería guardar los ahorros en el banco porque tenía miedo a una nueva confiscación como había ocurrido en 2001.

El juicio por jurado continuará este martes con una nueva ronda de testigos. Los tres imputados cuentan con defensores oficiales, mientras que la familia de la víctima es representada por el abogado Osvaldo Verdi.

El crimen

Según la investigación del Fiscal Leandro Arévalo, el móvil del crimen fue el robo. La mujer guardaba una importante suma de dinero en dólares porque estaba planeando un viaje a Disney con su familia.

El 6 de septiembre de 2019 al mediodía, Juárez, Santillán y Oña ingresaron al departamento de la víctima y la golpearon hasta obtener el dinero y escaparon. La mujer murió por los golpes recibidos.

En un primer momento, la investigación apuntó a tres ciudadanos peruanos que habían alquilado uno de los departamentos del edificio días antes del crimen. Si bien los sospechosos estaban vinculados a la venta de drogas, no tenían nada que ver con el crimen.

En su declaración, los tres sujetos mencionaron a Carlos Juárez como la persona que les había alquilado el departamento y, además, agregaron que los había estafado. Así se supo que Juárez se dedicaba a realizar estafas alquilando departamentos por pocos días y subalquilándolos para quedarse con el dinero del supuesto contrato por dos años.

Juárez fue citado a declarar como testigo y en su testimonio mencionó a un hombre como el presunto culpable, otra maniobra para quedar lejos de la órbita de los investigadores.

Con el correr de los días, se supo que Zabalegui guardaba 30 mil dólares en su departamento. Los familiares de la víctima dijeron que no quería ponerlos en un banco por miedo a que haya una confiscación de depósitos como en el 2001.

Ese dato también lo conocía Juárez. Había hablado varias veces con la portera que estaba interesada en poder comprar dólares y para la víctima Juárez era un hombre de negocios que podía saber decirle a dónde ir.

Para el fiscal Arévalo, Juárez planificó el robo y convocó al resto de la banda. El día del crimen, las cámaras de seguridad mostraron la camioneta en que se movía el principal sospechoso, circulando en la zona del edificio, antes y después del crimen.

Juárez, Santillán y Oña habrían sido los autores del crimen. Golpearon a la mujer hasta matarla. Luego escaparon con una cantidad indeterminada de dólares, una notebook y un anillo de oro.

Juárez y Oña fueron los primeros en caer, mientras que Santillán se mantuvo dos años prófugo. Fue detenido en 2021. Las pruebas en su contra son irrefutables: una muestra de su ADN aparece en las manchas de sangre que quedaron esparcidas en el departamento de la mujer.

Los tres imputados están acusados de «homicidio en ocasión de robo» que prevé una pena entre 10 y 25 años de prisión. No obstante, el particular damnificado intentará que la caratula se modifique y que sean juzgados bajo la figura de «homicidio criminis causa», que conlleva una condena a prisión perpetua.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes