viernes 21 de junio de 2024
10.9 C
Mar del Plata
ENTREVISTA

Crimen de Fernando Báez Sosa: Thomsen habló desde la cárcel y acusó a sus compañeros por el homicidio

En una entrevista exclusiva con el periodista Rolando Barbano, el rugbier condenado a perpetua rompió el silencio y contó su versión de los hechos y el sentir de una vida proyectada en prisión.

|

Desde la cárcel, en una entrevista exclusiva con el periodista Rolando Barbano, Máximo Thomsen, uno de los rugbiers condenados a prisión perpetua por el asesinato de Fernando Baéz Sosa, rompió el silencio y aseguró que él “no es un asesino” y que culpó de la patada mortal en la cabeza a su amigo Ciro Pertossi.

“No, no. Es una palabra muy fuerte que yo la vi muchas veces en todos lados y pensar que te están comparando con gente que mata por matar, que después los ves acá adentro que cae gente así, que lo cuenta como algo normal y se va a los dos o tres años y a mí me nombran de la misma manera y yo no quería que pasara esto”, respondió Thomsen, cuando el periodista de Telenoche le preguntó si se sentía un asesino.

“Es como dije el primer día que me atendieron las asistentes sociales en Dolores, que me preguntaron ‘¿si pudieras hacer algo, qué harías?’ y volver el tiempo atrás para que nadie tenga que perder una vida, nada más. Es lo único que quisiera”, completó.

Sobre la noche del asesinato, Thomsen recordó: «Era la segunda noche desde que llegamos. Era la primera noche que salimos. Yo llegué borracho al boliche. Lo que me acuerdo es que yo estaba agarrado de la barra, de espalda a la pista, y siento que alguien se me había caído encima. Era Matías (Benicelli) que me dicen que le habían pegado y nos sacan a los dos. Yo no sabía, pero era Fernando Báez Sosa el que le pegó a Matías una piña en la frente».

«Yo nunca me peleé dentro del boliche. Nunca tuve contacto visual con Fernando. Cuando me sacan, siento que me estaban asfixiando. Afuera mis amigos se vuelven a pelear y cuando terminan cruzamos. De frente, vemos alguien que nos hacía burla y era Fernando«, deslizó, y dijo que salió corriendo con sus amigos porque formaba parte del grupo.

De la escena del crimen, Thomsen también intentó despegarse: “Nunca tuve una intención de matarlo. Nunca lo agarré de los pelos. Entré a tirar patadas, pero no tenía noción de lo que estaba pasando. Fue Ciro (Pertossi) el que le pega la patada, siempre dieron que fui yo, pero claramente no era”, advirtió.

En la entrevista, en la que lloró en varias oportunidades y contó sus peleas previas a la golpiza que terminó con la vida de Fernando Baéz Sosa, Thomsen reconoció que lo que narraba, lo quería contar hace cuatro años. 

Entre lágrima aseguró que «nunca quise que terminara así. Yo estuve ahí, le pegué. Es difícil, porque es un cargo de conciencia importante. Cuando uno no lo busca. Fue culpa de nosotros, también culpa mía. Nadie lo quiso así, ni yo, ni mis amigos. Podemos ser buenas o malas personas, pero ninguno quiso que terminara así. Nadie es quién para quitarle la vida a una persona», agregó y confío que cada noche reza por Fernando. 

Hace un tiempo, el rugbier cambió de letrado y ahora lo defiende Francisco Oneto, ex candidato a vicegobernador bonaerense por La Libertad Avanza (LLA), que a diferencia del anterior representante, consideró oportuna la entrevista.

Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Ciro y Luciano Pertossi fueron condenados a prisión perpetua el año pasado y en marzo de este año la Cámara de Casación bonaerense confirmó las condenas. En tanto, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi recibieron penas de 15 años de cárcel como partícipes secundarios del homicidio.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes