domingo 26 de mayo de 2024
10.1 C
Mar del Plata
ME MUERO

Adoptó una cabra y es furor en el barrio 9 de Julio: conocé a Carmela, la «cabriche»

Tamara vive en la zona de Luro y Champagnat y es peluquera canina: un día conoció a Carmela, la cabra, y se convirtieron en familia para toda la vida.

|

«Un día una clienta me dice que tenía una cabrita y me la ofrece para pastar en casa porque tengo un parque grande. Cuando viene, me entero que no la quería para mascota, sino para ‘otro fin’, así que me la terminé quedando», cuenta Tamara, que se dedica a la peluquería canina, en charla con Mi8.

Así comienza la historia de Carmela, una cabra que vive en el barrio 9 de julio y «se cree caniche».

Carmela llegó a la vida de Tamara y su familia cuando era bebé, y desde ese momento «se crió con mis perros, mis gatos, dormía en el sillón y se volvió muy dócil: yo le digo ‘cabriche‘, es mitad cabra y mitad caniche«, relata la peluquera canina entre risas.

Balance del fin de semana: el municipio atendió complicaciones por el temporal y diversas infracciones - Entre el jueves y el lunes inclusive, el Cuerpo de Patrulla Municipal (CPM), Tránsito, Prefectura,… Ver nota >
Javier Milei Milei vuelve a Estados Unidos y asistirá a la renovación de mando del presidente de El Salvador - El presidente Javier Milei volverá esta semana a Estados Unidos por lo que resta de mayo y el 1°… Ver nota >

«Yo nunca había tenido una cabra, fue todo un desafío. Cuando me la traje era re chiquita, fue creciendo y ahora es obediente, chillona, glotona, curiosa y feliz«, agrega la mujer que desde que llegó Carmela modificó su patio y su casa para poder adaptarla a ella.

En los videos e imágenes que compartió con Mi8, muestra la casa especial que le construyó en su parque para que pueda recostarse y comer, aunque la cabra prefiere el sillón: mientras charlamos, esta recostada junto a ella viendo la televisión.

«Me sigue para todos lados, tenemos una comunicación, hablamos, parecemos dos locas pero cada vez que me meto a mi casa me empieza a llamar: ella creo que no sabe que es cabra«, dice Tamara con humor.

El animal se convirtió en un atractivo para todo el barrio y llama la atención de los vecinos y vecinas al pasear con correa y saltar en las entradas de las casas.

Afortunadamente, cuenta su dueña, es una cabra simpática y dócil que se vincula no solo con personas sino también con animales de forma relajada, por lo que se convirtió en una mascota más del barrio.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes