domingo 21 de julio de 2024
7.9 C
Mar del Plata
CANSADOS DEL ÉXITO

Un marplatense invocó a Messi en un torneo de póker y ganó más de un millón de dólares

El joven apostó todo en su última jugada y el milagro ocurrió: usando una remera de Di María y cantando por el 10, ganó 1.2 millones de dólares. Mirá el video del momento.

|

El joven apostó todo en su última jugada y el milagro ocurrió: usando una remera de Di María y cantando por el 10, ganó 1.2 millones de dólares. Mirá el video del momento.

Franco Spitale tenía un 3% de probabilidades de ganar el torneo de poker «Millionaire Maker», uno de los más emblemáticos de la Serie Mundial de Póker a nivel internacional (WSOP).

Contra todo pronóstico, lo logró tras invocar al 10 más importante del mundo: el marplatense apostó todo, se levantó de la mesa y junto a su grupo de amigos comenzaron a cantar «Messi, Messi«, en una especie de ritual espiritual.

La magia no tardó en llegar: la invocación llamó a la suerte, que estuvo de su lado, y el joven, vistiendo la camiseta de Ángel Di Maria, se coronó campeón y se llevó el premio mayor de 1.250.125 dólares.

En el video del momento se respiraba tensión con la última mano decisiva. El argentino tenía un As y un 10 en mano, mientras que su rival ya contaba con un par de 2, lo que hasta ese momento, hacía que su oponente tuviera un 51% de probabilidades de ganar, mientras que él un 48%. Tras hacer sus apuestas, e ir al All In, las cartas comenzaron a revelar su destino.

«Estamos a un 10. Que venga un Maradona. Sería épico cerrar con un Maradona como campeón al señor Spitale”, decía el relator mientras esperaba que se expusieran las cartas. La primera mano arrojó un 5, un 2 y un 10. Si bien le sirvió a ambos, su oponente se vio más beneficiado ya que en ese momento pasó a tener una pierna de dos, ante un par de diez de Spitale, lo que dejó un porcentaje de triunfar de 97 a 3 para el sudamericano.

La salida de un As renovó las esperanzas de los argentinos. Spitale ahora pasaba a tener un 9% de probabilidades contra un 91% al tener un doble par. Fue en ese momento que él y sus amigos, desde una esquina, comenzaron a invocar al 10 argentino, que terminó por darles el triunfo: creer o reventar.

Para terminar su jugada, un As de diamantes. Un Full de ases y dieces con el que derrotó el full de su rival, compuesto por 2 y ases. La euforia estalló en el salón, y bajo el grito de «¡dale campeón!» el salón completo festejó otro triunfo argentino.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes