lunes 22 de julio de 2024
5.3 C
Mar del Plata
ENTREVISTA

Katopodis: «La gran tarea del peronismo es generar una propuesta y no sólo resistir»

El ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Katopodis, visitó Mar del Plata y habló sobre su gestión y el presente del peronismo en exclusiva con Mi8.

|

Gabriel Katopodis, que ahora es ministro de Infraestructura de la Provincia, pero antes y en tiempos de Alberto lo fue de la Nación, tiene dos grandes certezas. Por un lado, que no hay Argentina de mayorías sin obra pública. Y por el otro, que no hay Estado sin peronismo.

De paso por la ciudad, tras anunciar ampliaciones en la Universidad Nacional de Mar del Plata, Katopodis dialogó con Mi8. Compartió su mirada sobre el proceso de retejido del peronismo que pretende recuperar la conducción de un país que -tras Javier Milei- no será ni por asomo lo que fue.

Quiénes pueden conducir el movimiento. Quiénes pueden ser sus líderes. Qué rol tienen las bases. Qué tan críticas son con sus dirigentes. Qué papel juega Cristina en todo esto. Cómo se reconstruye el lazo de confianza con la comunidad. Qué pasó que la salida fue liberal y por derecha. Qué se hace hacia adelante.

“La gran tarea del peronismo es ver qué podemos hacer que no sea sólo resistir y ver cómo podemos generar una propuesta. Para eso, la pregunta es qué necesita el peronismo para ofrecer una alternativa: cuánto de propuesta, cuánto de cercanía, cuánto de resistencia y, en el mientras tanto, la tarea es cuidar, proteger y defender los derechos”, dice Katopodis.

Qué peronismo y para qué

¿Cómo estás viendo al peronismo en este tiempo? ¿Está en fase de reconstrucción, de reparación, de renacimiento, de qué? 

– Me parece que la tarea principal hoy, que no es sólo del peronismo, es cómo representamos el no a Milei. Cómo logramos transmitir una idea clara de aquellas cosas en las que no compartimos lo que viene llevando adelante este Gobierno, que en seis meses aumentó la pobreza, aumentó la desocupación e hizo caer la actividad económica en todo el país y también en Mar del Plata. Los resultados están a la vista y son muy malos. 

No hay ningún comerciante, ningún empresario pyme de Mar del Plata que pueda decirnos que en siete meses está mejor que antes. Y frente a eso nosotros tenemos la tarea de poder representar y expresar no sólo a los peronistas, sino a todos aquellos que creen y que creemos que las cosas hay que resolverlas de otra manera, que el camino que tiene que recorrer el país no es con más ajustes ni con más tarifazos. Esa es una tarea por supuesto que es la tarea que tenemos que emprender en estos tres años. 

-Sos de los que intencionan un peronismo de unidad. La integración de todas sus vertientes. Ahora bien: si efectivamente se conquista ¿vamos a estar ante una unidad donde prime la perspectiva más de izquierda o centro o lo que se viene es un peronismo conservador?

-No. Me parece que lo más sencillo para entender qué tiene que hacer el peronismo es plantearse si es capaz de construir una propuesta de esperanza, de solución para los problemas que tiene buena parte de los argentinos. Ahí está la clave: poder conectar con los trabajadores que hoy no llegan a fin de mes, poder conectar con los trabajadores que están perdiendo el trabajo, poder conectar con los empresarios firmes que definitivamente necesitan otro modelo productivo en la Argentina. 

– Decís «poder reconectar con los trabajadores». ¿Cuándo se desconectó el peronismo? 

– La autocrítica que nosotros tenemos que hacer no es hablando, no es con discurso, sino haciendo. Si nos faltó mayor amplitud para entender las preocupaciones de la gente, más que decirlo, hay que hacerlo. Si nos faltó cercanía y estar más comprometidos con las preocupaciones que tenían los laburantes de a pie y una buena parte de la clase media, hay que ofrecer una propuesta electoral, una política electoral que esté más cerca. Ahora, este no es un tiempo de estrategias electorales. Este es un tiempo de proteger y de cuidar a buena parte de los argentinos que la está pasando muy mal, de neutralizar todo el daño que el gobierno de Milei viene aplicando. Me parece que en algún momento se va a tener que configurar la idea y la necesidad de construir una alternativa para Argentina y de cara al 2027, nos va a tocar a nosotros ver si estamos a la altura. 

-¿La Provincia que está gestionando Axel Kicillof es el país que están ideando -y empezando a mostrar- de cara al 2027?

-El piso de la provincia de Buenos Aires es enorme, no solo porque representa el 40% de la población del país, sino porque representa además el 50% de las pequeñas y medianas empresas. Está claro que la tarea que hoy Axel está llevando adelante, fundamentalmente, es proteger, cuidar, poner al Gobierno y al Estado provincial como escudo, pero al mismo tiempo en cada acción mostrar que hay otra manera de resolver los problemas en la Argentina. 

El gobierno Nacional frena la obra pública, y nosotros estamos ya con una cartera de más de mil obras en toda la Provincia. El Gobierno nacional golpea el salario, y nosotros estamos aumentando la cobertura de la Cuenta DNI para que los bonaerenses puedan tener un ahorro a la hora de ir al supermercado. Me parece que hay que mostrar todo el tiempo que hay una alternativa y que Argentina se va a construir con un sentido federal. Y en ese marco, la Provincia tiene un rol muy importante como motor del desarrollo del país. 

Axel Kicillof y Gabriel Katopodis

Referencias peronistas

-En tren de referencias, ¿es Axel una de esas nuevas voces dentro del peronismo? 

-Me parece que todos somos conscientes de que hay que construir y hacer un peronismo que se corresponda con este tiempo, con esta etapa del mundo, un mundo que está patas para arriba, cruzado por la inteligencia artificial, donde todos tenemos alguna responsabilidad y alguna tarea. Axel tiene, nada más y nada menos, que la responsabilidad de llevar adelante la provincia de Buenos Aires y lo está haciendo en estos 7 meses con mucho liderazgo, frente a un gobierno nacional que recorta y castiga. Axel ahí tiene una responsabilidad muy grande que cuidar, que proteger; todos los días mostrar que hay otra manera de resolver los problemas. 

-¿Qué otras referencias identificás que son importantes para dar el debate dentro del peronismo? 

-Me parece que el gran desafío hoy no es hablar de nombres, no es ver cómo se juntan los dirigentes, sino ver cómo logramos tener una convocatoria amplia para todos los sectores de la sociedad. 

Hoy lo más importante es el mensaje. Si el mensaje del peronismo es de autocrítica, de impotencia y de hartazgo que nos va a ir mal. Si el mensaje es de coraje, convicción y entusiasmo, seguro podemos encaminar una propuesta que conmueva, que tenga un sueño grande, que piense en una Argentina grande. 

La gran tarea del peronismo es ver qué podemos hacer que no sea solamente resistir y cómo podemos generar una propuesta. Para eso la pregunta es qué necesita el peronismo para ofrecer una alternativa: cuánto de propuesta, cuánto de cercanía, cuánto de resistencia, y en el mientras tanto, tenemos que cuidar, tenemos que proteger, tenemos que defender los derechos. 

-¿Cristina, dónde y cómo? 

-Es sin duda la dirigente más importante de nuestro espacio y con su experiencia está aportando y va a ser un eslabón muy importante en la construcción de una alternativa que sea superadora. No vamos a ganar ni a gobernar en el futuro corrigiendo lo que hicimos para atrás, sino con una propuesta de futuro, con una propuesta que tenga un horizonte para adelante, que conecte con las preocupaciones que tiene la ciudadanía mirando los desafíos que vienen y me parece que allí Cristina, como muchos otros dirigentes, compañeros y compañeras, tienen mucho para sumar y para contribuir.

-Aunque falta, ¿seguís confiando en que Fernanda Raverta es la mejor opción para Mar del Plata? 

-Fernanda está haciendo una tarea muy importante hoy, que es recorrer la ciudad, estar en el llano, mantener ese cuerpo a cuerpo que seguro le va a dar mucha claridad y muchas posibilidades para volver a reconstruir un lazo con la ciudadanía y hacerlo de manera llana, cumpliendo hoy tareas como trabajadora social. La verdad que en ese sentido me parece que es un ejemplo a seguir. 

Fernanda Raverta presentándole el proyecto al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

Reacción social a la política de Javier Milei

-Por momentos da la sensación de que se está soportando más de lo posible, que falta reacción social y política frente al nivel de embate del Gobierno de Javier Milei. ¿Cómo lo interpretas?   

-Lo primero que me parece es que no es un Gobierno que esté despertando ilusión y esperanza. Si salimos ahora a la calle y le preguntamos a 10 personas cómo están, de las 10, 7 nos van a decir seguro que están viviendo peor desde el 10 de diciembre para acá. Y ese dato todos los días va siendo más claro porque además va concretando una cotidianidad, se va cargando de angustia por la factura de luz, por medio de la factura de gas. Ahora también es cierto que van 7 meses y es cierto que la gente tiene propensión a esperar que a un Gobierno le vaya bien, no que le vaya mal. Frente a eso, tienen la expectativa de que el Gobierno de alguna manera modifique el rumbo, que pueda tener mejores resultados que los que está teniendo. Dos temas que no eran parte de la agenda pública, desde el 10 de diciembre para acá, han vuelto a ser una preocupación: el hambre y la desocupación. 

Qué rol y qué espacio a la militancia

-¿Qué rol tiene la militancia en este proceso de reconstrucción del movimiento y de reencantamiento social del peronismo? 

-Es fundamental que la reconstrucción de esta fuerza política, de una oposición más firme y clara, se haga de abajo hacia arriba, poniendo en valor la militancia que, por otro lado, no va a estar esperando a ver qué reacción tiene uno u otro. No se van a detener porque nosotros no supimos conversar entre A y B o no nos pudimos poner de acuerdo con tal u cual sector. 

Claramente, la ciudadanía y la militancia van a avanzar y van a buscar construir una representación y una alternativa. Y va a depender de nosotros que podamos encauzar esa militancia. La tarea también es poder explicar qué está pasando hoy, después de siete meses del gobierno de Milenio. La militancia, en el boca a boca, en el cuerpo a cuerpo, tiene una tarea enorme. 

-¿La dirigencia peronista ha sabido escuchar las críticas de su militancia? 

-Sí, me parece que hay una etapa que está saldada, la de la catástrofe, la de buscar responsables por la derrota. De hecho la gente eligió otro Gobierno, con lo cual esa etapa de alguna manera está terminada y ahora lo que nos toca es poner toda la energía y toda la capacidad en construir esa alternativa. Y mientras se destruye el empleo, mientras cierran pymes en Mar del Plata y en la región, mientras se frena toda la obra pública a nivel nacional, por supuesto que no tenemos ninguna otra tarea ni prioridad que no sea organizarlo para cuidar, para defender, para proteger y al mismo tiempo para construir una alternativa que se desea. 

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes