lunes 22 de julio de 2024
5.3 C
Mar del Plata
LA BANDA DEL COMISARIO

Fabián Fernández Garello: «Las pruebas principales de esta causa la aportaron los policías honestos»

El jefe de los fiscales habló con Canal 8 sobre la actualidad de la investigación que tiene como principal acusado al ex jefe de la Policía Departamental, José Luis Segovia.

|

Fernández Garello dialogó con Canal 8.

El fiscal General Fabián Fernández Garello brindó detalles de la causa que tiene como principal implicado al comisario mayor José Luis Segovia, acusado de liderar una asociación ilícita que brindaba protección a delincuentes; pedía coimas a los arbolitos de avenida Luro; vendía dólares falsos, promovía el juego clandestino y desviaba investigaciones plantando pistas falsas y ocultando información a fiscales.

A raíz de la detención de último acusado del robo millonario a una pareja de jubilados en el edificio Cabo Corrientes, el jefe de los fiscales habló con Canal 8 acerca de la vinculación de este hecho con la causa que investiga a Segovia.

Según Fernández Garello, los delincuentes que el diciembre de 2020 perpetraron el robo de 450 mil dólares a una pareja de jubilados, contaron con la cobertura de Segovia y algunos de sus subalternos a cambio de una parte del botín.

El robo a la pareja de jubilados y otros dos hechos similares que se conocieron como «la banda del millón», son parte de las pruebas principales en contra de Segovia y el resto de la banda compuesta por cuatro policías y un arbolito de la avenida Luro.

El ex jefe policial está acusado de liderar una asociación ilícita mixta.

«Al comienzo de este caso se dijo en reiteradas oportunidades que esta causa estaba basada en testimonios de delincuentes. Quiero aclarar que eso no es cierto. Las pruebas principales de esta causa la aportaron los policías honestos«, aclaró el funcionario.

Además agregó que se trata de una investigación que lleva cuatro años y que en ese lapso de tiempo se analizaron más de un millón y medio de datos telefónicos.

En cuanto al robo del edificio Cabo Corrientes, Fernández Garello aseguró que les permitió establecer el rol de Segovia y el resto de la banda. «Llamaba la atención que los investigadores iban a buscar a los sospechosos y ya se habían escapado. Así pudimos descubrir que había alguien que les avisaba».

Además el jefe de los fiscales explicó que en la investigación de esa causa, la asociación ilícita supuestamente liderada por Segovia, había plantado pruebas falsas para culpar a otra persona y despegar de la investigación a los verdaderos autores. A cambio recibirían una tajada del botín.

La semana pasada el fiscal Marcos Pagella, a cargo de la investigación, ordenó un nuevo allanamiento a la jefatura Departamental. El motivo fue poder encontrar alguna prueba sobre un sumario interno que le iniciaron a Segovia en julio del año pasado. Fernández Garello aseguró que se trató de un sumario por una falta grave que de haber prosperado tendría que haber tenido una sanción importante.

La sospecha de los investigadores es que Segovia habría pagado una coima importante en dólares para que ese sumario en su contra no prosperara. «Nosotros seguimos investigando y veremos donde termina», enfatizó el funcionario.

El robo en Cabo Corrientes

para los investigadores, Segovia y su banda no dudaron en secuestrar y extorsionar a un delincuente que en diciembre de 2020 asaltó a una pareja de jubilados y le robó cerca de 450 mil dólares.

En febrero del 2021 Christian HoltkampJorge Toletti y Sergio Collova, un ex jefe de la DDI que tenía uan participación menor en la asociación ilícita, sacaron a Carlos Juárez de un hotel ubicado en Punta Mogotes, lo subieron a una camioneta y lo sacaron a «pasear». Durante el trayecto le mostraron los avances en la investigación por el robo millonario a la pareja de jubilados en el edificio Cabo Corrientes.

La causa estaba en manos del fiscal Mariano Moyano tenía las filmaciones de la cámara de seguridad que mostraban a Juárez, a una mujer y a otro hombre en el lugar de los hechos. Para frenar la investigación los falsos policías le pidieron 50 mil dólares.

Juárez fue largado en La Pampa y Brown. Desde allí llamó al 911 para denunciar el hecho. Además agregó que los delincuentes se llevaron 80 mil pesos y 500 dólares que tenía en su poder.

Toletti, Collova Holtkamp fueron acusados de los delitos de extorsión y privación ilegitima de la libertad agravada por amenazas y por la participación de miembros de las fuerzas de seguridad. Para los investigadores, los tres actuaron por orden de Segovia, quien en ese tiempo era el jefe directo de Collova y Holtkamp en la DDI local.

Para lograr la impunidad de Juárez y su banda, los policías fraguaron información para desviar la investigación del caso que estaba en manos del fiscal Mariano Moyano. El expediente dice que Segovia ordenó a sus subalternos que confeccionaran informes con pruebas que él les daba a sabiendas que eran pistas falsas.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes