viernes 19 de julio de 2024
9.4 C
Mar del Plata

Exploración offshore: uno de los barcos amarró en el Puerto de Mar del Plata

Se trata del Candela S, uno de los barcos que asiste al BGP Prospector que realiza las tareas de prospección sísmica en la zona CAN-100.

|

Mientras la atención está puesta en el recorrido del BGP Prospector, el barco especializado que hace una semana comenzó a recorrer la zona CAN-100 donde realizará las tareas para determinar si hay hidrocarburos en el lecho marino, uno de los barcos que lo asiste atracó en el Puerto de Mar del Plata.

Según pudo confirmar Mi8, este fin de semana el Candela S, un barco de 43 metros de eslora, que se encuentra en la Escollera Norte de Mar del Plata realizando algunas tareas de mantenimiento y carga de combustible.

Fuentes especializadas señalaron que este barco presta asistencia al explorador sísmico. «Anda dos o tres millas delante del Prospector, le ‘abre camino’ y alerta a los barcos que cruza en esa zona», indicaron.

El otro barco vinculado a la exploración petrolera es el Geo Service I que también se encuentra en la zona del CAN-100 y tiene como objetivo dar asistencia logística y proveer al Prospector, por lo que se espera que en las próximas semanas también amarre en el Puerto de Mar del Plata.

En los últimos días, por lo que se pudo ver en los sitios especializados, el barco de bandera de Bahamas, se encuentra recorriendo la zona CAN-100, para determinar si hay petróleo y gas a 320 kilómetros de la costa.

Esta embarcación avanzará con la perforación de un pozo exploratorio con el propósito de encontrar petróleo o gas en un lugar considerado favorable para la existencia de hidrocarburos.

Este primer pozo se hará en el talud continental, donde el lecho marino se encuentra a unos 1.527 metros de profundidad, y la perforación espera superar los 4.000 metros bajo el suelo.

Este primer pozo tiene carácter únicamente exploratorio: se perfora y se comprueba la existencia de hidrocarburos. En el caso en el que se compruebe su inexistencia, el pozo se “abandona” (término utilizado en la actividad exploratoria), es decir, se sella mediante distintas técnicas que incluyen tapones de cemento y aseguran su hermeticidad.

De hallarse hidrocarburos, se ingresaría en la siguiente etapa, que es la de establecer los límites del yacimiento con pozos diseñados para testear el fluido a producir. Es recién en una tercera etapa cuando se perforarían los pozos de producción.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes