jueves 25 de julio de 2024
19 C
Mar del Plata
ESCÁNDALO

Condenaron a dos policías por robar en el departamento de un hombre que acababa de morir

Leonardo Nahuel Choque Araoz y Daiana Ayelén González, fueron considerados culpables del delito de hurto agravado por ser cometido por funcionarios públicos.

|

Los dos policías fueron condenados por el tribunal Oral en lo Criminal Nº2

Dos policías fueron condenados a dos años de prisión en suspenso por robar dos cámaras fotográficas a un médico que acababa de morir. Además, fueron inhabilitados por seis meses para ejercer funciones públicas.

Se trata de Leonardo Nahuel Choque Araoz y Daiana Ayelén González, quienes fueron condenados por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 2.

Para los jueces Alexis Simaz, Néstor Conti y Roberto Falcone los dos policías que cumplían funciones en la comisaría segunda son responsable del delito de hurto agravado por ser cometido por funcionarios públicos.

El hecho por el que fueron condenado ocurrió el 29 de mayo de 2021 en un departamento de al avenida Colón entre Corrientes y Entre Ríos. Un llamado al 911 alertó a la policía que el propietario de la vivienda, el médico Néstor Fidalgo había fallecido.

Según la investigación encabezada por el fiscal Leandro Arévalo, Choque Araoz y González fueron los primeros en llegar y se quedaron solos en el departamento hasta la llegada del personal del SAME.

Fueron los dos hijos del médico, quien se se dieron cuenta que en la casa faltaban dos cámaras fotográficas: una Canon EOS T6 y otra Canon Pover-shot.

Un testigo declaró que los únicos que habían ingresado al departamento fueron los policías. En su declaración, el hombre aseguró que los uniformados tuvieron que empujar la puerta para ingresar y no dejaron que nadie más entrara al departamento del piso 12.

Durante el juicio, que se agotó en una jornada, el fiscal Leandro Arévalo hizo hincapié en las imágenes de una cámara de seguridad del edificio. Allí se ve a la mujer policía que abre la puerta del ascensor con el codo, como si llevara algo dentro de la campera que no puede soltar para abrir el ascensor.

En su momento, la imputada explicó que abrió la puerta con el codo porque tenía los brazos cruzados por una tendinitis, tras lesionarse practicando boxeo. Además, aclaró que el bulto debajo de la campera que se ven en la imagen era su celular que lo tenía la altura del pectoral.

Arévalo había asegurado que la versión de la policía era poco creíble y al momento de alegar había pedido la pena de dos años de prisión en suspenso y la inhabilitación para ejercer cargos públicos para ambos acusados.

Los dos policías fueron representados por el abogado Mauricio Varela, quien aseguró que no había pruebas contundentes para condenar a los policías y solicitó la absolución. Finalmente, los jueces fallaron en consonancia con el pedido de la Fiscalía.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes