jueves 18 de julio de 2024
11.9 C
Mar del Plata
CONSUMO

Comerciantes preocupados por la caída en las ventas: los productos se vencen en las góndolas

Desde Apyme alertaron por un nuevo desafío para los comerciantes frente a la estrepitosa caída en el consumo de alimentos: crecen fuertemente los volúmenes de productos vencidos y preocupa la poca rotación en góndolas.

|

El consumo viene marcando significativas bajas durante lo que va del año, representando una reducción en las ventas de todos los rubros.

La sorpresa se da en los alimentos, donde las familias comenzaron a resignar sus consumos priorizando el precio frente a la diversidad y la calidad. Gustavo Casciotti, Presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), refirió a Canal 8 que frente a esta realidad crece la preocupación entre los comerciantes.

El referente explicó que la significativa baja en el nivel de ventas en todos los rubros de la economía, incluida la canasta básica, hace que el comerciante tome «una política más fina» en cuanto a sus decisiones de compra, entre ellas los volúmenes de stock y los productos que comenzó a dejar de adquirir por la poca rotación.

«Es común que el comerciante reciba el cambio de productos o notas de crédito cuando estos vencen, pero ahora se incrementaron los volúmenes por la falta de ventas, lo que termina siendo un problema: los comerciantes tenemos que estar atentos a lo que compramos y a sus vencimientos porque el consumo se cayó«, determinó Casciotti.

Día a día, almaceneros, kiosqueros y supermercadistas evalúan la estimación de sus ventas respecto a los distintos productos ofrecidos en sus locales para, en función de eso, adquirir stock. Estas compras, además se ven condicionadas en muchos casos por las bonificaciones por compra en volumen, beneficio que se pierde al reducir la capacidad de compra -a causa del achique en las ventas-: comprar menos implica una incidencia en el precio de venta al público.

Entre los ejemplos más claros se encuentra el yogur, un lácteo que se convirtió en «un lujo«. Un pote ronda los $800 o $900, mientras que una primera marca puede rozar los $1.300.

«La línea de yogures se desplomó en su rotación, más allá de ser algo estacional. Son productos que forman parte de los cambios de hábito de la gente, antes era común su compra para resolver un almuerzo o una merienda pero eso se discontinuó. Esa recesión afecta a todos los sectores, incluso en productos menores», reflexionó.

Otro sector afectado es el de los kioscos polirrubro. Roberto tiene un comercio ubicado a la vuelta de un terciario y al lado de una escuela privada, y destacó frente a Canal 8 que «se nota la caída en ventas en los productos que se compraban los chicos antes de entrar o al salir del colegio, como las golosinas o las gaseosas«, y que además «la gente se cuida más» en las compras de librería o papelería, prefiriendo comprar en cantidad.

«Muchos productos que antes no se nos vencían porque eran de compra diaria, ahora lo hacen, como las gaseosas que vemos que tienen menos rotación», aseguró el comerciante que además explicó que, si bien hay marcas que realizan cambios, otros productos «van a pérdida», afectando además la sostenibilidad de sus locales.

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes