domingo 21 de julio de 2024
7.9 C
Mar del Plata
COLUMNA

28 de junio: Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+

Conocé la historia que le dio origen al Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+. ¿Cuál es la situación hoy?

|

Por Claudia Pekar, abogada especializada en Género

La revuelta de Stonewall

Un día como hoy, pero en 1969, personal policial se presentó en el bar gay Stonewall Inn, del barrio Greenwich Village en Manhattan, Nueva York, con el objeto de hacer una redada de rutina contra sus clientes, que eran mayoritariamente gays y, en menor cantidad, trans, drag queen y drag king. Pero el público reaccionó enfrentando a las autoridades y se produjo una revuelta que se extendió durante seis días, con incidentes que finalizaron con represión y personas heridas y detenidas.

El público se resistió al accionar policial y a las normas vigentes en la mayoría de los estados de ese país, que tachaban de ilegal a la homosexualidad. Ese episodio marcó el inicio del activismo contra la discriminación y la violencia, así como la lucha por la igualdad y el reconocimiento de los derechos de las personas cualquiera sea su orientación sexual e identidad de género. Y también la posibilidad de hacerse visibles y sentir orgullo de ser, por fuera de las prohibiciones y disciplinamientos sociales y legales impuestos.

Pero las normas que reprimían la homosexualidad no estaban vigente solo en EE.UU; muchos países persiguieron, encarcelaron y hasta asesinaron a quienes no adecuaban su comportamiento al mandato de la heterosexualidad.

Para comprender la situación global, basta señalar que recién en 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) quitó del listado de enfermedades mentales a la homosexualidad; y mucho más recientemente, en 2018, hizo lo propio con la transexualidad.

Las diversidades sexogenéricas hoy

55 años transcurrieron desde entonces y, fruto de los activismos, movimientos y luchas, podemos ver que en Argentina son notables las conquistas sociales, legales y culturales en relación a las diversidades sexuales, visibilizada en la sigla LGBTIQ+ (lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, transexuales, travestis, intersexuales, queers). Pero estos logros responden a una realidad local y, aunque en varios países de Occidente se viven progresos más o menos similares, en 62 estados integrantes de la Organización de Naciones Unidas (ONU) la homosexualidad es considerada delito e, incluso, en 11 de ellos, castigada con pena de muerte. Parece una locura, pero es real.

Sin embargo, aún en aquellos países en que las normativas disponen el trato digno y respetuoso para toda orientación sexual e identidad de género, las ampliaciones de derechos que se creían conquistas definitivas, hoy parecen vulnerables a un devenir político y social cada vez más radicalizado y discriminatorio. Ampliaciones de derechos que, dicho sea de paso, no le quitaron derechos a nadie; solo significaron un reconocimiento equitativo para igualar -o intentar igualar al menos- condiciones para quienes estaban en desventaja. ¿A quién podrían molestar o afectar, entonces?

Es lamentable que los discursos de odio encuentren tanto eco entre la dirigencia política de países democráticos y que se repliquen masivamente en especial a través de las redes sociales, tierra muy fértil para la difusión de estas ideas que reinstalan lógicas reproductoras de desigualdad.

Es importante entender que los discursos de odio matan. Como mataron a Pamela, Andrea y Roxana, tres de las cuatro mujeres atacadas y quemadas vivas en Barracas el mes pasado por su vecino, simplemente por ser lesbianas.

Resulta clave entonces tomar conciencia de los contenidos que difundimos y reenviamos, en especial cuando se refieren a minorías y colectivos injustamente vulnerados y marginados a lo largo de la historia. Y comprender que todas las personas somos responsables de no ser funcionales a estas ideas retrógradas.

Este 28 de junio, celebremos, reafirmemos e impulsemos que cada persona pueda vivir libremente y con orgullo su identidad de género, su cuerpo y su sexualidad, garantizando el goce de una ciudadanía plena en derechos!

Seguir leyendo:

TEMAS RELACIONADOS:

Visitá nuestras redes

Espectáculos

Internacionales

Deportes